AP
20 de mayo de 2016 / 04:11 p.m.

Senegal.- La cepa de virus del zika que se cree que ha infectado a más de 7.500 personas en una isla frente a la costa occidental de África es la misma que se está extendiendo a través de América, advirtió el viernes la Organización Mundial de la Salud.

Como resultado, se detectaron tres bebés con microcefalia, el mismo mal devastador que ha afectado a bebés en Brasil y otros lugares. Es un defecto de nacimiento en el cual los bebés nacen con cerebros y cráneos de menor tamaño de lo normal.

El surgimiento de zika cerca de África plantea nuevas preocupaciones porque muchos de los países vecinos en el continente tienen una infraestructura de salud muy pobre, como lo puso en evidencia la epidemia de ébola que azotó Sierra Leona, Liberia y Guinea.

"Los resultados son motivo de preocupación, porque son una prueba más de que el brote se está extendiendo más allá de América del Sur y que está en la puerta de África", declaró el viernes el doctor Matshidiso Moeti, director regional de la OMS para África.

La isla de Cabo Verde, que reportó su primer caso de zika en octubre, es una antigua colonia portuguesa, al igual que Brasil, donde el virus transmitido por mosquitos surgió el año pasado antes de extenderse a casi 60 países.

La mayoría de las personas infectadas no presentan síntomas, pero las autoridades de Brasil han visto un aumento drástico en los defectos congénitos del cerebro en bebés nacidos de mujeres infectadas con zika durante el embarazo. Después de estudiar las pruebas, los funcionarios de salud concluyeron este año que el zika causa este tipo de defectos de nacimiento.

Uno de los bebés, cuya madre se cree que se contagió de zika en Cabo Verde, nació en un hospital de Boston, dijeron las autoridades.

La OMS agregó el viernes que las autoridades sanitarias de la región deberían empezar a advertir a las mujeres embarazadas de tomar precauciones extremas para evitar ser picadas por mosquitos.

El zika también se puede transmitir por contacto sexual y la OMS ha dicho que las mujeres embarazadas deben abstenerse de tener relaciones sexuales o bien adoptar medidas extremas de seguridad si sus parejas regresaron recientemente de zonas con brotes.

Los médicos también creen —y tratan de confirmar— que el zika puede causar el síndrome Guillain-Barre en adultos, una enfermedad paralizante poco frecuente.