NOTIMEX
19 de marzo de 2016 / 06:35 p.m.

Washington.- Barack Obama llegará mañana domingo a Cuba, casi 90 años después de la visita hecha por el entonces mandatario estadunidense Calvin Coolidge, buscando coronar lo que parece uno de los mayores logros de su gobierno y política exterior.

Además de los acuerdos que serán firmados durante los dos días de su visita, que iniciará de manera oficial el próximo lunes, Obama llegará a su histórica cita con su colega cubano, Raúl Castro, con una importante lista de logros alcanzados desde que ambos líderes anunciaron el restablecimiento de relaciones bilaterales.

Uno de esos logros más significativos, fue la carta firmada de puño y letra que Obama envió como parte del primer paquete de correo postal enviado el jueves pasado desde Estados Unidos hacia Cuba, poniendo fin a la suspensión del servicio que estuvo en vigor durante 50 años, tras el acuerdo alcanzado en diciembre pasado.

La carta marcó además el primer a acercamiento de Obama con los cubanos, pues fue dirigida a Ileana Yarza, una mujer de 79 años, quien en febrero pasado escribió al mandatario estadunidense para invitarlo a visitarla en su casa del barrio Vedado, en La Habana.

El martes próximo, Obama tendrá oportunidad de dirigirse al pueblo cubano en un discurso que pronunciara desde el Gran Teatro Alicia Alonso, y que será transmitido por la televisión cubana al resto de la isla, en otro hecho que marcará un hito.

“Creo que el presidente está buscando enviar un claro mensaje a los cubanos, los ciudadanos de Estados Unidos y a través del hemisferio occidental, de que Estados Unidos está tomando los pasos apropiados para empezar a normalizar las relaciones con Cuba”, dijo el vocero presidencial Josh Earnest.

Desde que Obama y Castro anunciaron el 17 de diciembre de 2014 su intención de normalizar relaciones tras 53 años de haber sido rotas, los dos países han acordado cambios en los controles y levantado restricciones para facilitar los intercambios económicos, financieros y de personas.

Estas se iniciaron pocas semanas después, cuando el 15 de enero del 2015 los dos gobiernos levantaron restricciones a los sectores de telecomunicaciones, agrícola y financiero para hacer negocios en la isla, así como a 12 categorías de viajes.