3 de febrero de 2014 / 06:16 p.m.

Ecuador.- La actividad eruptiva del volcán Tungurahua se mantiene alta con lluvia de ceniza que ha caído al menos en ocho provincias en algunas de las cuales se han suspendido la actividad escolar y la suspensión y desviación de vuelos de las aerolíneas.

Cientos de pobladores de zonas cercanas al volcán abandonan de manera voluntaria y preventiva sus viviendas en las noches y regresan al día siguiente, por recomendación de las autoridades. Hasta ahora no se ha ordenado la evacuación obligatoria.

La técnica del Instituto Geofísico, Fernanda Naranjo, dijo a la AP que "la actividad del volcán es alta, así se ha mantenido y esa actividad se ha caracterizado en la madrugada y mañana del lunes por fuertes episodios explosivos, también tenemos emisiones continuas de ceniza, que han ido principalmente al norte del volcán".

Añadió que "no hemos tenido nuevos flujos piroclásticos (nubes ardientes que viajan a gran velocidad), después del sábado, pero estamos atentos".

Los reportes de caída de ceniza se registraron en poblaciones de ocho, de las 24 provincias del país, incluso en Pichincha, donde se encuentra Quito, la capital el país.

Las otras provincias afectadas son Cotopaxi, Tungurahua, Chimborazo, Cañar Bolívar, Loja y Azuay, en el sur del sur, donde las autoridades de salud recomendaron a la comunidad salir de sus domicilios protegiendo sus ojos, nariz y boca, cubrir los alimentos y fuentes de agua y circular en vehículos a baja velocidad.

El aeropuerto de Cuenca, la tercera ciudad del país, cerró por algunas horas el domingo debido a que sus instalaciones fueron afectadas por la ceniza, que impidió la salida de seis vuelos programados para ese día.

La Secretaría de Gestión de Riesgos declaró el sábado la alerta naranja en las zonas de influencia del volcán, con lo cual los planes de contingencia se activaron, viabilizando la evacuación voluntaria de la población y la entrega de mascarillas a la gente de las zonas más cercanas al coloso.

El Tungurahua, de 5.023 metros de altura sobre el nivel del mar, se reactivó en 1999, y desde entonces mantiene períodos esporádicos de mayor actividad. Está ubicado a 140 kilómetros al sur de la capital.

Material ardiente emanado del volcán en 2006 dejó cuatro muertos, dos desaparecidos y pérdidas materiales en el sector agrícola.

AP