reuters
31 de agosto de 2016 / 10:24 a.m.

BRASILIA. - El Senado de Brasil declaró el miércoles culpable a la presidenta Dilma Rousseff de violar las leyes presupuestarias y la removió formalmente de su cargo.

El juicio político a la mandataria de izquierda se resolvió con 61 votos a favor de condenarla y 20 en contra.

Rousseff será ahora notificada del resultado y esta misma tarde el presidente en ejercicio, Michel Temer, tomará posesión como nuevo jefe de Estado de la mayor economía de América Latina hasta 2018.

Culmina así un enfrentamiento de un año que paralizó la economía más poderosa de Latinoamérica y puso al descubierto profundas brechas en la población en todos los ámbitos, desde las relaciones raciales hasta el gasto social.