REUTERS Y AP
23 de junio de 2016 / 11:53 a.m.

Washington. - La Corte Suprema de Estados Unidos propinó el jueves un duro revés al presidente, Barack Obama, al ratificar con un voto dividido de 4-4 el dictamen de un tribunal inferior que bloqueó su plan para evitar la deportación de millones de inmigrantes ilegales y darles permisos de trabajo.

La máxima corte del país, que tiene cuatro jueces conservadores y cuatro liberales, pareció estar dividida ideológicamente durante los argumentos orales efectuados el 18 de abril en el caso presentado por 26 estados liderados por Texas, que exigieron bloquear la acción ejecutiva sobre migración firmada por Obama en el 2014 y que no fue sometido a la consideración del Congreso.

La iniciativa incluye protecciones a padres de niños que están legalmente en el país y una ampliación del programa que ampara a gente que fue traída al país cuando eran menores.

Obama decidió aprobar el plan luego que los republicanos obtuvieron el control del Senado en las elecciones legislativas de 2014 y disminuyeron aún más las probabilidades ya remotas, de que el legislativo apruebe una reforma migratoria.

El Senado aprobó una amplia reforma migratoria, con respaldo demócrata y republicano, en 2013, pero la medida quedó atascada en la Cámara de Representantes controlado por los republicanos.
Poco después de que Obama anunció su iniciativa, los estados acudieron a los tribunales.

Este jueves el dictamen por 4-4 fue posible porque hay solo ocho magistrados tras la muerte en febrero del juez conservador Antonin Scalia.