REUTERS
27 de febrero de 2017 / 05:57 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Wal-Mart Stores Inc logró que se ponga fin a una demanda en Estados Unidos en que se acusaba a la minorista más grande del mundo de defraudar a accionistas de su unidad Walmart de México (Walmex), por supuestamente esconder supuestos sobornos a funcionarios públicos.

La jueza Katherine Polk Failla dijo en Manhattan que los inversores en acciones de Walmex que cotizan en Estados Unidos no pueden seguir con las acusaciones de que el ex presidente del consejo de administración de la empresa Ernesto Vega y el ex director general de Walmart, Scot Rank, sabían o fueron descuidados por no conocer acusaciones de sobornos.

También rechazó argumentos de los accionistas de que Walmex y Walmart eran responsables por la actividad de Vega y Rank, y de que Walmex engañó a los accionistas al decir que operó legalmente y éticamente durante la supuesta trama de sobornos.

Los abogados del demandante principal, Michael Fogel, no respondieron de inmediato a solicitudes de comentarios.

La demanda es una de varias contra Walmrt después de que el diario New York Times reportó en abril de 2012 que la minorista, que tiene su sede en Bentonville en Arkansas, había sobornado a funcionarios mexicanos durante años para acelerar la apertura de algunas tiendas.

En septiembre pasado, un juez federal en Fayetteville, Arkansas, dijo que los tenedores de las acciones de Walmart que cotizan en Estados Unidos, representados por otro bufete de abogados, podrían continuar su acción como una demanda colectiva.

Posteriormente, una corte de apelaciones federal rechazó la apelación de Walmart a esa decisión.