30 de enero de 2015 / 11:27 p.m.

El Vfl Wolfsburgo, en una noche mágica, destrozó hoy el invicto del Bayern por una goleada por 4-1 con dos goles del belga Bas Dost y otros tantos de su compatriota Kevin Bruyne, en el primer partido de la segunda ronda de la Bundesliga.

Con la victoria, el Wolfsburgo -además de fortalecer la moral- se consolida como segundo clasificado de la Bundesliga. La desventaja frente al Bayern se reduce de 11 a 9 puntos, lo que sigue siendo demasiado para pensar en la remontada.

El Bayern, por su parte, terminó encajando hoy en un sólo partido, el mismo número de goles que recibió en toda la primera ronda de la Bundesliga

Una de las claves del partido fue que el Wolfsburgo se fue en ventaja con un gol tempranero marcado, en una jugada de contragolpe, a pase del belga De Bruyne.

Corría el minuto 4 y era la primera ocasión que el Wolfsburgo se internaba en la mitad del Bayern después de un arranque en los que el conjunto del español Pep Guardiola había tenido el balón e incluso había contado con dos aproximaciones de cierto peligro a la portería contraria.

El Bayern siguió tratando de jugar desde el control mientras que el Wolfsburgo procuraba inquietar con contragolpes rápidos tras cada pérdida de pelota de los bávaros.

El Bayern se esforzaba pero tenía poca llegada. Para mencionar sólo hubo en la primera parte un cabezazo de Bastian Schweinsteiger tras un córner en el minuto 24 y un remate desde fuera del área de David Alaba que paró el meta Diego Benaglio.

El Wolfsburgo, que tuvo todo el partido un excelente trabajo defensivo, con sus contragolpes, parecía más cerca del segundo que el Bayern del empate. así ocurrió, en el último minuto del primer tiempo, otra vez por medio de Dost.

Esta vez, sin embargo, el comienzo de la jugada no fue un contragolpe sino un lanzamiento de falta desde medio campo. Dos recogió el rebote, en el borde del área y soltó un remate de volea impresionante que se coló por la escuadra.

Las cosas se pondrían peor para el Bayern en el segundo parte cuando en el 53 De Bruyne, a pase de Maximilian Arnold, marcó el tercero para el Wolfsburgo en un contragolpe.

La fase definitiva del partido se dio entre el 72 y el 73. Primero, Diego Benaglio reaccionó con una parada sensacional ante un lanzamiento de falta de Robben que llevaba sello de gol. Luego, en el 73, otro contragolpe trajo el cuarto para el Wolfsburgo por intermedio de De Bruyne

El Wolfsburgo tuvo un primer saque de esquina a favor en el minuto 90. El Bayern había tenido cinco a su favor, además de cerca del 70 por ciento de posesión de pelota.

AGENCIAS