DANIEL VENEGAS
13 de abril de 2013 / 12:24 a.m.

Ciudad de México • Las protestas de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación Guerrero, “ya no se entienden”, porque el cierre de negocios no tienen nada que ver con la reforma educativa, además de que con este tipo de acciones los maestros no ganarán la simpatía de la sociedad, aseguró el presidente en turno del Consejo Rector del Pacto por México, Jesús Zambrano.

En entrevista, manifestó su preocupación y señaló que resulta extraño que luego de que los profesores fueran recibidos el jueves por diputados locales de Guerrero, quienes se comprometieron a darle causa a sus demandas, hayan llevado a cabo otro tipo de protestas.

"Ya no se entiende cuál es el objetivo real, porque el cierre de negocios no tiene nada que ver con la reforma educativa, afecta a los trabajadores, afecta a la economía del estado que está en una situación preocupante".

El también líder nacional del PRD consideró que deben ponerse por delante los canales del diálogo para enriquecer las visiones de cada parte y construir acuerdos.

"Me parece que esta debe ser la vía, este debe ser el camino, no el de la radicalización, mucho menos de formas violentas de expresión.

"Yo creo que el diálogo constructivo, el diálogo que significa saber escuchar, en el marco de una relación civilizada y de respeto mutuo, debe ser la vía para poder encontrarle una solución a estos problemas y que no se sigan levantando o creando mitos de que se está atentando contra la gratuidad de la enseñanza o que las reformas educativas tienen como propósito dañar los derechos constitucionales de los maestros", resaltó.

Dijo que lo que se está poniendo en el centro de esta discusión es elevar la calidad educativa. "Esto es lo que queremos y no me parece que se estén ganando mayores simpatías de la sociedad con esta forma de expresión".

Zambrano Grijalva dijo que se debe preguntar a los habitantes de Guerrero y Oaxaca, "si están de acuerdo en estas formas radicales de acción de los maestros, que además se supone que son los encargados para una educación democrática y de mayor calidad a nuestros hijos, no parece que se esté contribuyendo a ese propósito".