NOTIMEX
23 de agosto de 2015 / 06:20 p.m.

Damasco.- El yihadista John, mejor conocido como el verdugo del Estado Islámico (EI), amenazó con regresar a Reino Unido y decapitar a los británicos, en un nuevo video del grupo extremista, que controla amplias zonas de Siria e Irak.

En la grabación, que tiene una duración de sólo un minuto con 17 segundos, el terrorista, quien ha sido identificado como Mohammed Emwazi, aparece por primera vez con el rostro descubierto y mira de frente a la cámara.

“Soy Mohammed Emwazi. Pronto voy a volver a Reino Unido con el Califa (el líder del Estado Islámico, Abu Bakr al-Baghdadi) y continuaré degollando cabezas", afirmó el yihadista Johh, quien ha participado en las decapitaciones de al menos siete rehenes extranjeros en Siria.

La grabación fue, al parecer, realizada con un teléfono móvil hace dos meses cerca de la sureña ciudad siria de Deir Ezzor, que está bajo control del grupo yihadista, conocido con anterioridad como Estado Islámico de Irak y Levante (EIIL).

El terrorista, quien es conocido también como el “carnicero del Estado Islámico”, mira amenazadoramente mientras habla frente a la cámara y reitera: “Voy a continuar cortando cabezas”.

Vestido totalmente de negro y con la cabeza cubierta, Emwazi aparece segundos después de espaldas junto con otros militantes del grupo extremista armado, sin que se escuche nada más, según un reporte de la cadena informativa árabe Al Arabiya.

El video fue obtenido en secreto por los combatientes rebeldes del Ejército Sirio Libre, que a su vez enviaron a su colega Abu Rashid, quien se encuentra en la capital búlgara, Sofía, destacó la cadena con sede en Dubai, Emiratos Árabes Unidos (EAU).

El “yihadista John", quien nació en Kuwait y llegó a Londres a los seis años de edad, apareció por primera vez en un video difundido en agosto del año pasado a través de Internet para anunciar el asesinato del periodista estadunidense James Foley.

Emwazi también aparece en los videos emitidos por el EI sobre la muerte del periodista estadunidense Steven Sotloff, el cooperante británico David Haine, el taxista británico Alan Henning y el estadunidense Abdul-Rahman Kassig.

El “yihadista John”, quien apareció a fines de enero pasado en la decapitación del rehén japonés Kenji Goto, es uno de los hombres más buscados del mundo, por cuya cabeza Estados Unidos ofrece una recompensa de nueve millones y medio de dólares.