NOTIMEX
27 de octubre de 2015 / 01:59 p.m.

Damasco.- El grupo yihadista Estado Islámico (EI) mató a tres personas que tenía cautivas en la antigua ciudad siria de Palmira, atándolas a columnas de la época romana que después hicieron explotar, denunciaron hoy activistas sirios.

Se trata del último de los impactantes métodos del grupo extremista para asesinar a personas, pues hasta ahora ha perpetrado muertes por decapitaciones, inmolaciones, cruxificiones y ahogamiento de los presos.

Un activista de Palmira, Nasser al-Thaer, precisó que los asesinatos tuvieron lugar la tarde del lunes en las ruinas de Palmira, a pocos kilómetros de la ciudad.

La identidad de los fallecidos, que eran civiles, así como los motivos se desconocen por el momento, dijeron Al-Thaer y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) con sede en Londres pero que cuenta con una amplia red de activistas en Siria.

A principios de esta semana, el grupo yihadista publicó en redes sociales imágenes que muestran a sus miembros atropellando con un tanque a un soldado del régimen sirio que había sido capturado con anterioridad.

El EI, que tomó en mayo pasado Palmira, entonces controlada por las fuerzas gubernamentales, ha destruido parte de la riqueza arqueológica de la parte antigua de la ciudad, clasificada por la UNESCO como parte del Patrimonio Mundial de la Humanidad.

En octubre, el EI destruyó el icónico Arco de Triunfo de la ciudad, en septiembre varios monumentos y en agosto los dos templos más hermosos de la ciudad, los de Bel y Balshamin.