2 de junio de 2013 / 02:51 p.m.

"Soy libre y con agenda. A la jerarquía católica más medios de comunicación: la libertad no segmenta. En el PAN no hay dueños ni línea. El partido no va a crecer chantajeando".

 

México • Es el primero que se apunta para dirigir a los panistas rumbo a las elecciones internas de diciembre próximo. Guanajuato lo vio nacer y lo formó. Tiene esperanzas, ánimo y mucha fe:

¿Cómo llegó a esta entrevista, don Juan Carlos?

Con una amable invitación.

¿Directo y sin escalas?

¡Directo!

En el camino… ¿no le dio por gritar y presumir que es un senador?

No. Ser senador se tiene que asumir con mucha humildad.

Y ya se dijo a sí mismo que debe “tener la cabeza fría y el corazón más tibio”.

Es un reto de todos los días.

Y sí… ¿siempre piensa lo que dice?

Sí.

¿Ahora lo está pensando?

Hay que tener congruencia entre el pensar, el sentir, el decir y el actuar.

¿Y es responsable de sus actos?

Sí, responsabilidad viene de responder a lo que uno hace.

¿De todos?

Ese es el punto donde tenemos que mejorar.

¿Nada que ocultar?

Abiertos.

¿Nada por qué ocultarse?

Así es.

En fin, ¿está seguro que no viene de malas?

Vengo de muy buen humor.

¿Quizá asustado?

No, incierto porque es un formato al que no me he expuesto.

¿Entonces, temeroso como un cordero?

Noo.

¿Firme como un madero?

Así es.

Pero ¿usted sí es un panista de palabra?

Esa es la lucha diaria.

Qué divertido es ser un político en este país, ¿no?

El político debe actuar con firmeza, con pasión y hacer las cosas con alegría.

¿Hay que comer sapos sin hacer gestos?

Hay que tragar de todo sin perder la cordura.

Por cierto, ¿cuántos pares de zapatos tiene?

Muy pocos, no más de una docena.

¿Y tenis chinos?

Ninguno.

Senador, ¿cuánto tiempo tiene viviendo del erario público?

He trabajado en el servicio público desde hace más de 30 años.

Eso en dinero, ¿cuánto suma?

No he hecho la suma.

¿Algún guardadito?

Crecí con la cultura del ahorro.

¿Nada que ocultar?

No, no hay nada que ocultar.

Vayamos al PAN: ¿tienen solución?

Por supuesto que sí, estamos en reflexión.

¿Desesperados?

Pacientes y deliberantes.

¿Abandonados?

No, actuantes y al encuentro.

¿No tuvieron que llamar al Jefe Diego para que los ponga en orden?

El Jefe Diego es muy importante. En el PAN no hay dueños.

En fin, ¿ahora qué berrinche se traen?

Son pasiones: hay que atemperarlas.

¿Y hay que tomarlos en serio?

Sí, porque cada expresión es parte del quehacer humano.

¿Como su campaña en Baja California?

Las campañas son para competir, para entrar en pasión, no para ir a un encuentro de claveles.

¿Usted también primero se castra que votar por Trenti?

No votaré en Baja California.

Qué creativos, ¿no?

Es parte del quehacer de todos los días.

En fin, ¿algo ganarán este julio?

Vamos a ganar elecciones. Y lo más importante: la confianza de la ciudadanía.

¿Y la hay?

Sí. Lo que pasa es que son más exigentes y eso hay que aprenderlo.

A todo esto, ¿ya se enteraron que no están en el gobierno?

No conozco a alguien que no se haya dado cuenta.

¿Y qué entienden por ser oposición?

En mi esquema mental nunca creí en la oposición.

¿En qué ha creído?

Creo que los partidos deben tener agenda propositiva y comprometida.

Ya en serio, ¿usted sabe la diferencia entre los corderistas y los priistas?

Es que son categorías que no existen más que en la mente de los analistas.

¿Y entre los maderistas y los priistas?

Categoría que tampoco existe.

¿No le da la impresión que trabajan para el mismo PRI?

El PRI es un instrumento de la sociedad al que respeto, pero no comparto.

Por cierto, ¿que usted es de los llamados panistas “neutrales”?

Soy libre, a mucho orgullo.

¿Eso es lo contrario a comprometido?

La libertad se ejerce con verdad y con responsabilidad.

¿Y es comprometido?

Así es.

¿Cómo lo sabe?

Porque lo hago todos los días.

¿Con agenda propia?

Con agenda a la institución y al ciudadano.

A propósito, ¿quién le ordenó que se destapara para dirigir al PAN?

Mi propia libertad por querer sumar en México.

¿Y desde cuándo se manda solo?

Desde pequeño.

¿Inquebrantable?

La libertad tiene esa característica.

¿Fuerte?

Fuerte con visión, esperanza y con carácter…

¿Tanto como un yunque?

El chupacabras de la derecha. Hablemos de realidades.

¿A poco ser del Yunque es malo?

Yo soy persona libre y esas expresiones tan casuales no me implican mayor detalle.

¿No lo está?

No estoy ¿qué?

¿En el Yunque?

Lo he dicho de todas las formas: ¡no!

¿Lo negará tres veces, senador?

Tenemos que ser libres y por supuesto.

¿A usted no le parece que nuestros políticos mienten?

En ocasiones lo hacen, necesitamos buscar credibilidad.

¿Usted miente?

No.

¿Ni en nombre de Dios?

Es incorrecto.

¿Le teme?

Sí y lo amo más.

¿Y por qué no es un poco más transparente y nos dice cuál es el juego?

En el PAN estamos en deliberación, que no lo quieran ver eso es un derecho de cada persona.

¿Para quién se está moviendo?

Me estoy moviendo para México.

¿No es una cortina de humo?

Si alguien la quiere ver, que me la anuncie para quitarla.

¿Juega para Creel?

Juego para México, juego para el partido y tengo muchos amigos en el PAN.

¿Para Josefina?

Voté por ella en la interna y en la externa. Le tengo mucho respeto.

¿Pensará Josefina en volver a ser candidata?

No he conversado con ella.

¿En verdad quiere dirigir a los panistas?

Es en este momento un proyecto, porque creo que podemos contribuir.

Pero eso implicaría trabajar, ¿no?

Trabajo todos los días, es parte de mi vida.

¿Pensará que va a ganar?

Uno entra para ganar.

¿Eso se oye con fuerza?

Se escucha fuerte y se tiene que hacer con convicción y con ejercicio diario.

¿A poco piensa convencer a más de un panista?

Vamos a ir a buscar el apoyo.

¿Y tiene capacidad de operación?

Habrá que construirla cada día más. ¡En el PAN no hay línea!

Ahora sí lo escucho con aplomo y seguridad.

Pues agradezco su percepción.

¿Cree, por ejemplo, que podría al menos convencer a su hermano priista para que se vuelva panista?

No, porque lo respeto.

A todo esto, ¿conoce al PAN?

Conozco gran parte del PAN… son más de 400 mil almas.

¿Y conoce al PAN tanto como a la reforma educativa?

Sí.

A ver, ¿ya se entrampó la evaluación de los maestros?

No. La evaluación es obligatoria, tendrá consecuencias y respetará derechos laborales.

Por cierto, ¿qué tal las encerronas con Chuayffet?

Son muy ilustrativas.

¿Es intransigente?

Es un hombre que tiene oficio.

¿Preocupados por la educación?

Es el tema número uno para poder sacar a México adelante.

¿Con educación de calidad?

De calidad, con valores, con actores comprometidos, padres de familia y profesores.

¿Laica?

Laica, gratuita y obligatoria.

¿Que en su agenda está llevar la religión a las escuelas?

No, no sé quién inventó eso en el radio pasillo… En esa radio pasillo no sintonizo.

¿Más medios de comunicación para la jerarquía católica?

Más medios de comunicación para todos. No podemos segmentar, la libertad no segmenta.

¿Incluso para los católicos?

¡Para todos!

¿Curas para puestos de elección popular?

No creo en esa forma de expresión. A Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César.

¿Y al Yunque lo que es del Yunque?

Bueno, si cree en el chupacabras de la derecha, pues ponlo en tu inventario.

¿Se cayó el Pacto, senador?

No, está actuante y se está revisando.

Parece que Peña Nieto ya hasta lo tiró, ¿no?

El presidente Peña tendrá otras convicciones, es un instrumento solamente.

¿Habrá forma de seguir chantajeando al gobierno?

El partido y la ciudadanía no van a crecer chantajeando absolutamente a nadie.

A propósito, ¿sabe si Molinar Horcasitas va junto con los priistas?

Molinar no es priista. Molinar es panista.

Oiga, ¿y ha escuchado que afuera gritan “justicia para ABC”?

Sí.

¿Ya se olvidó?

Un tema muy sensible, particularmente por los familiares de las víctimas.

¿Alguna vez se han preocupado?

Si, porque la solidaridad es el rostro sol del amor y hay que tener acercamiento con las personas.

¿Cuántos hijos tiene, senador?

Diez.

¿Cuántos?

Diez… hay quien planea números pequeños, hay quien planea grandes. A mí me tocó en grande.

¿Y todos panistas?

Todos los que han votado por el PAN, sí.

Oiga, ¿es verdad la anécdota del burro llamado Jolopo?

Sí, es correcta. Tenemos un lugar para burros maltratados y, a uno de ellos, mis hijos le pusieron Jolopo.

¿Habrá uno que se llame Echeverría?

Lo hubo, sí.

TRAGALUZ POR FERNANDO DEL COLLADO