LILIANA CAVAZOS
8 de junio de 2017 / 10:57 a.m.

MONTERREY.- Una de las noticias que a lo largo de 50 años de transmisiones en Multimedios han tenido una cobertura no de días, ni semanas, sino de años, fue el 'mega-fraude' de la ya extinta Unión de Crédito Monterrey: La UCREM.

El 06 de junio de 2005, los asociados de la ahora extinta Unión de Crédito Monterrey (UCREM) recibieron una dura noticia: los ahorros de toda su vida no les serían entregados debido a que la fiduciaria quebró a consecuencia de malos manejos. Años más tarde sólo un pequeño porcentaje le fue devuelto a unos cuantos asociados.

La mayoría ya habían muerto. En 2013, Felipe Morales Cavazos, creador de la fiduciaria y quien era señalado por los afectados como el responsable del fraude, murió a consecuencia de un infarto al miocardio. La justicia nunca llegó.

Inicialmente, cuando se dio a conocer que Hacienda revocó la autorización para que la fiduciaria operara y que la Comisión Bancaria y de Valores retiró la concesión, se decía que existía la posibilidad de que los afectados recibieran de vuelta sus ahorros. Así se daba a conocer.

En 2011, los directivos y socios de UCREM Ignacio Garza Pompa, Rosa Elena Reyes Reyes, Jesús Alejandro Sepúlveda Beliz y Felipe Montaño Sánchez fueron sentenciados a 40 años de cárcel por Fraude Agravado. Sólo, quien fuera el presidente de la fiduciaria nunca recibió sentencia ya que murió meses antes de este fallo.

En 2013 unos cuantos ahorradores recibieron un rembolso por menos del 6 por ciento; la mayoría de los defraudados murieron en medio de la lucha.


pjt