REDACCIÓN
14 de septiembre de 2017 / 06:33 p.m.

MONTERREY.- A ocho meses de que destrozaron los vitrales del Palacio de Gobierno, solo 5 de los 12 que eran procesados por los hechos, continúan bajo investigación y de esos 4 cumplen con arraigo domiciliario y uno permanece recluido en el Cereso de Caderyta.

Los que continúan enfrentando el procedimiento judicial son: María Andrea de Todos los Ángeles Reyes Mora, Itzel Cañipa Borga, Ángel Eliud Rocha Mata, René Rivera Martínez y Adrián Jesús Tamez González, quien es el único que permanece preso en el mencionado reclusorio.

A los cinco se les considera presuntos responsables de los delitos de desorden público, lesiones, daño en propiedad ajena, conspiración y agrupación delictuosa, de acuerdo a la carpeta judicial que les integra el agente del Ministerio Público número dos de la Unidad de Delitos Patrimoniales.

Ellos fueron presentados el pasado 14 de junio para el desahogo de la audiencia intermedia para pasar el caso a juicio final.

Pero, ese día se suspendió, porque dos defensores argumentaron que acaban de ser nombrados y desconocen los detalles de la investigación.

Por lo que, finalmente, la audiencia intermedia se reprogramó para las 15:30 horas del próximo 30 de noviembre.

Los que decidieron enfrentar su situación en un juicio abreviado para poder recuperar su total libertad fueron: Julio César Duarte Robledo, Joel Eligio Cruz, Brayan Eduardo Sotelo García, Iván Noé Zavala Guerrero, Adrián Ricardo Martínez Uresti, José Luis Ovalle Carranza y Cenit Villalba Cadena.

Con ese procedimiento, ellos aceptaron su responsabilidad y fue el pasado 15 de julio cuando recibieron una sentencia de 2 años 10 meses de prisión que se convirtió en una multa de 2 mil pesos para unos y tres mil para otros y, ahora, gozan de su libertad, pero quedaron registrados con antecedentes criminales.


pjt