26 de diciembre de 2014 / 02:13 p.m.

Monterrey.- El fallecimiento de dos grandes figuras del mundo empresarial de Nuevo León y de México, Lorenzo Zambrano Treviño y Doña Margara Garza Sada de Fernández, estremecieron en 2014 año a la comunidad regiomontana.

El 12 de mayo, falleció el empresario regiomontano Lorenzo Zambrano Treviño, director general y presidente de la multinacional Cemex, en Madrid, España, mientras se encontraba en una gira de trabajo.

Desde 1995, el visionario industrial asumió la presidencia del Consejo de Administración de Cemex, con lo que fortaleció hasta este año la expansión de las operaciones de la compañía cementera mexicana en varios países del mundo.

Varias organizaciones de los sectores privado, académico y deportivo, así como los gobiernos estatal y municipales, rindieron homenajes al distinguido hombre de negocios, por sus aportaciones a la comunidad nuevoleonesa.

La trayectoria del empresario fue resaltada por el presidente Enrique Peña Neto, al subrayar que el industrial regiomontano, con su espíritu emprendedor y orgullo nacionalista, proyectó a México al plano internacional.

"Quiero decirles que he estado acompañando aquí a la familia particularmente, a los colaboradores, los amigos y a los trabajadores de Cemex para expresar nuestras más sensibles condolencias por el sensible fallecimiento de Don Lorenzo Zambrano", expresó el mandatario federal luego de acudir al funeral privado realizado en esta ciudad.

Dos meses más tarde, el 17 de julio, la entidad registró la pérdida de Doña Margarita Garza Sada de Fernández, fundadora e impulsora de varias instituciones en el país.

Conocida cariñosamente por la comunidad nuevoleonesa como Doña Margara, la promotora y empresaria falleció de causas naturales, rodeada de sus hijos y demás familiares cercanos.

En su labor cultural resalta haber fundado el Museo de Arte Contemporáneo (Marco), junto con diversas agrupaciones filantrópicas en la entidad y en otras comunidades del país.

También encabezó el Patronato del Museo de Historia Mexicana, la fundación del Museo Tamayo Arte Contemporáneo, en el Distrito Federal, y el Centro Roberto Garza Sada de Arte, Arquitectura y Diseño de la Universidad de Monterrey (UDEM).

Dentro de su faceta empresarial, Doña Margara había incrementado su participación accionaria al adquirir 51 millones de títulos para lograr 10.6 por ciento del capital de Grupo Vitro.

El director del Museo de Historia Mexicana, Miguel Schwarz, afirmó que Garza Sada de Fernández “fue pieza clave en la creación, la consolidación y desarrollo de esta institución” que recientemente celebró su 20 aniversario.

"Ella fue para nosotros, los miembros del patronato y para la sociedad civil en general, ejemplo de generosidad, de afecto y compromiso por nuestro país y por Nuevo León, el territorio que la vio nacer", señaló.

Doña Márgara, indicó, le entregó a esta entidad una buena parte de su vida como promotora cultural, como coleccionista, patrocinadora de las artes, la historia, la cultura y la educación.

FOTO: Especial

NOTIMEX