23 de agosto de 2014 / 02:41 p.m.

Monterrey.- Personal de Petróleos Mexicanos y habitantes de Cadereyta continúan trabajando a marchas forzadas para poder sustraer el combustible que desde el domingo afecta el Río San Juan.

Los 300 trabajadores se encuentran distribuidos en diferentes zonas, una de ellas en el arroyo La Herradura a un costado de la vía a Tampico, donde se puede apreciar una división del agua contaminada y en el otro extremo de la malla agua que no alcanza a verse tan afectada.

Este es uno de los puntos donde colocaron barreras flotantes en color blanco que tienen la función de absorber todo el combustible, mientras que las barreras en color naranja sirven para evitar que el petróleo afecte al resto del agua.

Los habitantes vestidos con uniforme naranja apoyan para introducir los flotantes y después de varias horas para sacarlos, colocarlos en bolsas en color negro y trasladarlos en pipas.

La comunidad de San Juan se encuentra a la altura del kilómetro 42 de la carretera libre Monterrey-Reynosa, al ingresar a la zona se puede ver a personas que trabajan con diferentes materiales para limpiar y sólo hacen pausas para poder alimentarse.

Entre la limpieza que realizan son sorprendidos por animales que ya han muerto intoxicados por este hidrocarburo.

FOTO: Marcial Pasarón

ZYNTIA VANEGAS