DANIELA GARCÍA| MILENIO
25 de noviembre de 2016 / 01:58 p.m.

MONTERREY.- La violencia contra las mujeres es un problema y una práctica social habitual en Nuevo León, según información de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

De acuerdo a datos del organismo, 62 de cada 100 mujeres de 15 años y más en el estado han experimentado al menos un acto de violencia de cualquier tipo: emocional, física, sexual, económica, patrimonial y de discriminación laboral.

Estas acciones han sido ejercidas por un agresor cualquiera, ya sea la pareja, esposo, novio, algún familiar, compañero de escuela o trabajo, alguna autoridad escolar o laboral, o bien personas conocidas o extrañas.

"A partir de esta información es posible afirmar que la violencia contra las mujeres es un problema de gran dimensión y una práctica social ampliamente extendida en todo el estado", alertó el instituto.

A grandes rasgos, en el estudio se determinó que el 43.7 por ciento del total de las mujeres mayores de 15 años tienen o tuvieron alguna relación de pareja en la que han enfrentado agresiones.

Además, el 46.1 por ciento de las mujeres declaró haber sido agredida –al menos una vez– de diferentes formas por personas distintas a su pareja, es decir, familiares, conocidos o extraños, en diferentes espacios.

Es la violencia emocional la más recurrente; mientras que la violencia sexual ha sido experimentada por un tercio de todas las mujeres.

El instituto detalló que el tipo de violencia que mata es también un factor importante, pues durante el año pasado, en Nuevo León murieron 2 mil 208 féminas por "causas externas".

El 66.9 por ciento fue por causas accidentales, y el 33.1 por ciento (731 casos) fue debido a agresiones infligidas en su contra por otras personas o por sí mismas.

Aunque el homicidio de hombres lleva la delantera, los feminicidios registran una tendencia de decremento en los últimos años, pues alcanzaron una incidencia máxima de 9.5 por cada 100 mil mujeres en 2011; después bajaron a 6.9, 4.8, 3.1 y 2.3 en los años 2012, 2013, 2014 y 2015, respectivamente.

Esto determina que los asesinatos de mujeres no van de la mano con la crisis de violencia que se vivió en los años pasados. "De acuerdo con la información de los últimos 16 años (...), los asesinatos de mujeres derivan de un patrón cultural y menos de los cambios de la violencia social por el crimen organizado".

En 2015, en Nuevo León, el 8.6 por ciento de las mujeres asesinadas tenían entre 0 y 14 años; el 24.1 por ciento eran menores de 20 años, y seis de cada 10 mujeres que murieron por causa de una agresión tenían entre 20 y 39 años. Mientras el 35.1 por ciento de las niñas y mujeres son agredidas en sus viviendas, sólo el 15.4 por ciento de los varones padece esta situación, pues son atacados principalmente en la calle o carretera.