6 de julio de 2014 / 01:23 p.m.

Monterrey.- Han pasado más de 90 días de la desaparición del bebé de Jaime Cuéllar Garza, esposo de Jovita Vela, mujer que falleció el 6 de abril en un accidente automovilístico y que tras ser atendida en el Hospital de Pemex en el municipio de Cadereyta el producto de siete meses que llevaba en su vientre, desapareció.

En entrevista, el padre de familia comentó que estos días han sido terribles, pues sufre doble, y lo peor es que ni siquiera sabe dónde está su hijo y las autoridades a la fecha no tienen a una sola persona detenida por los hechos.

Y es que presuntamente cuando los elementos del Servicio Médico Forense trasladaron el cuerpo de la madre al Anfiteatro del Hospital Universitario, el bebé no iba con ella.

"Pienso yo que hay algo oculto porque como es Pemex no quieren tocar el tema, no le mueven nada por ese lado, tienen muchos amparos y no sé qué cosas, pero no me han resuelto nada.

"Padezco una incertidumbre porque no descansa uno en puras vueltas y no hay avances de nada, nada más me dicen estamos trabajando y que la investigación está en curso, no dan resultados y ya en tres meses no creo que no les haya arrojado nada la investigación", expresó.

Cuéllar Garza comentó que la única esperanza que lo mantiene para seguir adelante, es que su hijo pueda estar con vida.

"Lo que me hace seguir adelante, que el bebé pueda estar con vida aunque ellos afirman que no, los doctores y los peritos que analizaron la autopsia dicen que no es posible que haya subsistido el bebé.

"Pero de qué manera se quedaban con él ¿para qué lo querían?, si ellos dicen que está muerto el bebé, pero ¿dónde está? ¿dónde quedó?, ¿por qué se quedaron con él? no es cualquier cosa para que se hayan quedado con el cuerpo del bebé", manifestó.

Señaló que pese a que las autoridades entrevistaron al personal del nosocomio, no hubo ningún detenido.

"No han investigado porque con el simple hecho de que no tengan ningún documento, todavía un presunto sospechoso, pero ni eso, hasta ahorita no me han dicho que tengan algún detenido.

"No creo que sea tan difícil juntar a un grupo como los que estuvieron ahí y preguntarles a unos y a otros para ver quienes se contradicen, pero no, no hay nada", dijo.

Destacó que hace unos 15 días interpuso una denuncia ante la PGR, contra el Hospital de Pemex.

"Apenas acabo de poner la denuncia ante la PGR, hace aproximadamente 15 días. La denuncia va contra el hospital, me atendieron en servidores públicos en la PGR y ahí puse la denuncia para ver si le dan seguimiento porque aquí no se resuelve nada", dijo.

El padre de familia pidió el apoyo de las autoridades.

"A las autoridades que se resuelva esto porque cada día que pasa si hay posibilidades de que el bebé esté vivo pues hay más riesgo de que lo lleven a otra parte", señaló.

"Necesitamos más apoyo de las autoridades porque a como está el asunto con la inseguridad nadie estamos seguros y si no se apuran las autoridades qué va a hacer uno, no puede andar uno investigando por su cuenta porque nos podemos meter en problemas también, total estamos a la buena de Dios porque pues no hay ayuda por ningún lado", dijo.

Platicó que el proceso por el que atraviesa es muy doloroso, pues aunque está tratando de salir adelante tras la muerte de su esposa, no puede dejar de pensar en dónde quedó su bebé.

"Es algo muy doloroso porque mi niña está aquí sola, conmigo, mi mamá me ayuda, pero no es lo mismo siempre le va a faltar su mamá y ahora pues dónde quedó el bebé y a cada rato me pregunta, porque ella ya sabe que su mami se fue al cielo, pero ella está esperando que venga su hermanito, me pregunta que cuándo va a nacer y como está chiquita, ella no asimila las cosas", mencionó. El padre de familia exige justicia a las autoridades y que por favor no abandonen el caso.

FOTO: Archivo

MARILÚ OVIEDO