17 de agosto de 2014 / 01:58 p.m.

Monterrey.- Para los habitantes de los Condominios Constitución, los problemas parecen ser el pan de cada día, por un lado el abandono de los edificios y por el otro el ruido y la inseguridad añadida en los tiempos de mayor auge del Barrio Antiguo como polo de atracción de los transnochadores regios, que en su mayoría eran jóvenes.

Con más de 50 años de haber sido edificados, los condominios padecen dese hace muchos años una serie de achaques derivados no por su edad sino por la falta de atención de las autoridades.

Rodeados de malas percepciones y una fama negativa, la unidad habitacional fue la primera en su tipo en Nuevo León y un modelo de construcción para su época.

Son 50 edificios que conforman el complejo y son mil 44 departamentos, por lo que fácilmente rebasa los 10 mil habitantes.

En aquellos años, su concepto innovador les hizo acreedores del Premio de Vivienda Popular que otorgaba la Unión Internacional de Arquitectos.

Cabe aclarar que la mayor parte de los departamentos de los Condominios Constitución se encuentra a un 80 por ciento y en un gran porcentaje hay habitantes que radican ahí desde hace 50 años.

En este conjunto habitacional ocurrieron algunos de los enfrentamientos más encarnizados de la Liga 23 de Septiembre, hecho que causó un fuerte impacto entre sus habitantes.

Las constantes peleas por obtener su derecho de estacionamiento, mismo que disputaban los fines de semana a los visitantes del Barrio Antiguo y ahora las obras de la Línea Tres del metro, obra que se ha visto traducida en polvo, ruido y ahora el riesgo de una tragedia derivada de una fuerte explosión de gas.

Por lo que a 50 años, son los mismos edificios, pero con otro panorama que se niega a sucumbir para dar paso a la modernidad.

FOTO: Archivo

TELEDIARIO DIGITAL