MARILÚ OVIEDO
6 de mayo de 2015 / 08:28 a.m.

MONTERREY.- ¿Sabía usted que en una sola colmena pueden habitar hasta 80 mil abejas? Apicultores locales explican que su presencia se da más en la temporada de floración con la primavera y el verano, pues hay mucho trabajo por hacer.

"Cuando saturan esa área ya es mucha la abeja que tienen ahí, que tienen la necesidad de salir, de emigrar un grupo de abejas a otra parte ya no caben en ese lugar ", señaló Alberto Vigil, apicultor local.

El enjambre forma un nuevo panal y uno de los principales trabajos aparte de la miel, es la polinización de cultivos, como hortalizas, frutales, verduras, pastos, y más.

Su naturaleza no es ser agresivas, pero si se sienten amenazadas, ahí no hay quien las pare, y pueden seguir a una persona hasta más de 100 metros.

"La abeja defiende su casa, su lugar de donde está produciendo, lógico tiene que defenderse", apuntó.

Alberto, apicultor con más de 30 años de experiencia, trabaja sin velos ni guantes. Dice estar acostumbrado, pero también sabe que escapar a una picadura cuando hay miles de abejas es casi imposible.

"En una colmena siempre va a haber tres individuos que es la reina, el zángano y abeja obrera ", indicó.

La abeja reina puede depositar hasta dos mil huevecillos diarios y que dan origen a las obreras y zánganos.

La obrera, quien hace el trabajo rudo como la recolección del polen, de miel, de agua, de propóleos, es la que produce la cera para construir los panales y hace trabajos de limpieza, vigilancia, guardiana y exploradora.

El zángano, que es el macho de la colmena, es el encargado de acoplarse con la reina y fecundarse.

abejas
En Nuevo León hay 100 apicultores y nueve mil colmenas | MARILÚ OVIEDO

En forma natural una abeja puede tener hasta 45 días de vida; mientras que la reina, alcanza de cinco a seis años; y el zángano sólo cumple su misión y muere.

En Nuevo León hay 100 apicultores y nueve mil colmenas, anteriormente por temporada las abejas producían alrededor de 400 toneladas de miel, sin embargo a la fecha únicamente es de 200.

"Tenemos muchos problemas, por ejemplo de plagas, cambio climático, aplicación de insecticidas, la falta de alimento del campo, eso tenemos que procurar no eliminar tanto enjambre, sino aprovecharlo al máximo para que el apicultor también se vea beneficiado".

Señaló que es necesario establecer un Programa de Captura o aprovechamiento de los enjambres, para no matarlas ya que son necesarias para tener ciertos alimentos con proteínas, aminoácidos, vitaminas.

Una superficie de 30 mil hectáreas de cítricos en el estado son aprovechadas por apicultores para los apiarios y sacar miel que es muy cotizada en algunos países como Japón.

Si bien a muchos les da temor una abeja, son parte de la naturaleza y hay que convivir con ellas.