10 de febrero de 2014 / 08:19 p.m.

Monterrey.-  Para ayudar a familiares de pacientes del Hospital Universitario, el Gobierno del Estado abrió la posada "Nuevo León Unido" en el fraccionamiento Gonzalitos, un espacio para 40 personas que ofrece hospedaje, infraestructura para aseo personal, alimentos, ropa limpia y guardar pertenencias además de orientación y canalización para servicios de asistencia social.

Al año, el Hospital Universitario atiende a 500 mil personas, de estas unas 80 mil son foráneas, la mayoría de escasos recursos que se ven en la necesidad de dormir en la sala de espera o debajo de un puente y comer donde les alcance el dinero.

El inmueble, ubicado en la calle Lagos casi esquina con Padua, pertenece al Estado y se invirtió alrededor de un millón de pesos para su adecuación.

Durante la inauguración, el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz se comprometió a ampliar este espacio y replicar el modelo en el Hospital Metropolitano.

"Vamos a empezar a buscar aquí alrededor o a ver si se puede ampliar, este es un punto fundamental porque el Universitario es el que más recibe gente y el segundo es el Metropolitano, vamos a empezar a buscar a partir de hoy, es una tarea que tiene el secretario de Salud de ir buscando inmuebles que podamos rentar o adquirir y habilitarlos como éste para que los pacientes tengan mejor lugar·, mencionó el Gobernador.

Será a través del departamento de Trabajo Social del HU como se canalizará a la gente que podrá hacer uso de las instalaciones y también el DIF del estado realizará operativos en el nosocomio cuando exista espacio suficiente.

De una sala de espera a una cama

Don Gilberto Rangel es un beneficiario, en dos semanas él y su esposa no se han separado de su hija de cinco años que está sometida a estudios, pues no encuentran la enfermedad que la tiene expuesta a sufrir una trombosis.

"Tenemos día y noche mi señora y yo, día y noche porque no la vamos a dejar pero desde el viernes vinimos a dormir", señaló el beneficiado.

Otro caso es el de Nancy Gutiérrez que desde hace tres días tenía que ir y venir a la colonia Sierra Ventana con sus dos hijos para comer y asearse, realizando un gasto extra mientras su esposo está convaleciente.

"Desde hace 11 días que mi esposo está internado pero como no podíamos pagar la cuenta por los estudios que le están haciendo pues se va extendiendo y aquí como quiera ya podemos venir a comer o a bañarnos porque como quiera estar ahí en el suelo o en la sala de espera cansa", dijo.

La estancia de familiares de pacientes que vayan a pernoctar es de 19:00 a 8:00 horas y el horario de atención es de 7:00 a 22:30.

Sandra González