GUADALUPE SÁNCHEZ
13 de diciembre de 2015 / 10:44 a.m.

Monterrey.- Como parte del Jubileo de la Misericordia, el arzobispo Rogelio Cabrera López, abrió las puertas de la Catedral de Monterrey para iniciar el tiempo del perdón.

La ceremonia comenzó en punto de las 8:30 de la mañana de este domingo.

El mensaje que se da es que la misericordia siempre será más grande que cualquier pecado y nadie podrá poner un límite al amor de Dios que perdona.

El prelado explicó que cualquier persona que pase por esta puerta, que haya comulgado y se haya confesado le serán perdonados todos sus pecados. Pero también dijo que se debe interiorizar en los fieles el deseo de una vida nueva en Cristo.

A partir de ahora las iglesias y catedrales del mundo llevarán esa placa con la leyenda de "Puerta de la Misericordia", entre ellas está la catedral de Guadalajara y de la Ciudad de México.