23 de marzo de 2014 / 10:43 p.m.

Monterrey.- Al conmemorar 20 años del deceso de Luis Donaldo Colosio, el dirigente estatal del PRI, Eduardo Bailey, declaró que es un acertijo sin descifrar lo que ocurrió en Tijuana 23 de marzo de 1994.

Señaló que su legado sigue vigente aunque hay todavía asignaturas pendientes, una de ella es dar con el autor intelectual de su asesinato. "Sin duda es un acertijo. Lamentablemente hasta ahora no se ha podido descifrar qué más quisiéramos los priistas y los mexicanos, saber exactamente qué fue lo que sucedió. "Creo que esa es una asignatura pendiente que la historia y el tiempo habrá de ubicar en su justa dimensión; sin duda en el algún tiempo, en algún momento se sabrá que fue lo que movió a alguna nomenclatura a algún grupo, algún autor intelectual el cometer este asesinato", declaró. En los servidores públicos que han dado la vida por su país, dijo se observa un ejemplo de luchar por México. ¿Esos sacrificios que menciona son necesarios?, se le cuestionó: "Ojalá no fuera necesario, pero la historia nos enseña, la historia universal. La historia de nuestro país que a veces la injusticia y la opresión, para vencerla se requieren hechos heroicos, se requiere a veces dar la vida. "Y es lo que nos ha mostrado, que los cambios que se han generado para bien de nuestra sociedad, para el bien de los pueblos, se dan con un costo de sangre que pues ojalá no fuera necesario, la verdad nadie queremos que se pierdan vidas por causas nobles y justas", declaró. Tras hacer dos guardias de honor frente al monumento de la avenida que lleva el mismo nombre del ex candidato priista, Bailey afirmó, que la muerte de Colosio ha dejado cosas buenas. Destacó que el ideario de Colosio es un ejemplo de las cosas positivas, el cual aseguró, que el presidente Enrique Peña Nieto, comparte.

GUADALUPE SÁNCHEZ