20 de mayo de 2014 / 05:51 p.m.

Monterrey.- Autoridades estatales y del área médica pusieron en marcha el Programa de Tamizaje Cardiaco, único en México, para detectar cardiopatías congénitas en los primeros cinco años.

El gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, acompañado de su esposa Gretta Salinas y del decretario de Salud, Jesús Zacarías Villarreal y otros funcionarios informaron que de 2011 a la fecha se han detectado a 74 mil 078 niños pequeños con algún daño, donde el servicio que proporcionan las instituciones de salud es gratuito.

"El compromiso es seguir buscando áreas de oportunidad, ir más haya, salvar vidas, mejorar la vida de los menores", expresó el mandatario estatal.

La presentación del programa se realizó dentro del marco de la Cruzada Nacional por Niños y Niñas, Tamizaje Metabólico, Auditivo.

En el evento realizado en un hotel de la zona de San Jerónimo en Monterrey los funcionarios dieron a conocer el nuevo Tamizaje que es el primero en su género en el país a nivel público como privado para detectar malformaciones congénitas del corazón en los recién nacidos que no son evidentes, donde un 25 a 30 por ciento de las mismas no se detectan.

La inversión del programa es de 14 millones al año con apoyo de la Facultad de Medicina, informó el secretario de salud.

"Al detectarlos al nacer da todas las ventajas del paciente, se evitan complicaciones y se operan y tratan oportunamente, en este componente del tamiz están participando todos los hospitales de la secretaría de salud, el Hospital Universitario, el Seguro Social", explicó Villarreal Pérez.

A través de las pruebas que se realizan durante las primeras 24 horas de nacido a través de un equipo especial se puede detectar problemas del oído y la corrección.

"La mayoría de los casos que se detectan se corrigen con un auxiliar auditivo, sin embargo un porcentaje pequeño llegan a requerir el implante cloquear en el hospital Materno Infantil se han operado 8 niños y están en preparación para cirugía 20 niños más, estamos hablando en que es la diferencia entre un niño sordomudo y un niño normal", comentó Villarreal Pérez.

Así mismo se informó sobre los avances que se han tenido en el tema de la discapacidad y mortalidad infantil que integra muchos componentes sectoriales donde de 2009 a 2012 la mortalidad de menores de 1 año disminuyó un 13 por ciento, lo que significa evitar 100 defunciones por año y las muertes en menores de 5 años disminuyó en 150 casos por año, lo que significa un 15 por ciento.

"Rebasa por mucho la meta del milenio, donde México suscribió un acuerdo internacional para que a través del 2015 hubiera menos de 15 defunciones por mil en menores cinco años y nosotros traemos 2.1 por mil; y éstos programas además de que evitan mortalidad detectan enfermedades que no son evidentes al nacer, para que a través del Tamizaje se detectan, se modifican alimentos, se da medicamento especifico que la mayoría no son costos y se evita retraso mental.

"Es algo muy importante en este Tamizaje Metabólico, el estado también es ejemplo nacional porque somos el estado que tamiza para más enfermedades, hay un programa nacional donde tamizan 4, nosotros tamizamos para 39 enfermedades, hemos encontrado una incidencia en este programa de 2.8 por mil nacidos vivos, niños que sea podido prevenir retraso mental o discapacidad o más gravemente mortalidad", expresó el secretario de salud.

En el evento se entregaron simbólicamente unos oxímetros que es el equipo para realizar el proceso del tamiz cardiaco, donde se adquirió el equipo para 11 hospitales cuyo costo fue de alrededor de 120 mil pesos.

El estudio se aplicará a los neonatos de oximetría de pulso, exploración física y ecocardiografía para evitar riesgo de secuelas y mejorar su pronóstico y sobrevivencia.

La cardiopatía congénita representa la segunda causa de muerte en los menores de 1 año de edad y se encuentra dentro de las primeras cinco en los menores de cinco años.

Además causa 3.2 millones de discapacidades al año y se calcula que cada año 270 mil recién nacidos fallecen durante los primeros 28 días de vida debido a alguna anomalía congénita entre ellas las malformaciones cardíacas, síndrome de Down, entre otras.

Marilú Oviedo