ZYNTIA VANEGAS
17 de febrero de 2017 / 03:04 p.m.

MONTERREY.- Despertar a mitad de la madrugada para salir a buscar un camión o un taxi que los lleve al módulo de Sedesol es parte de la historia diaria de los adultos beneficiados al programa 65 y más.

Doña Mercedes Jímenez de 78 años de edad, es uno de ellos, ha acudido cinco veces para obtener su pago y no lo ha recibido, ahora hasta tiene deudas por pedir prestado tan solo para trasladarse.

Para gastar menos, toma un camión desde su casa en el Fraccionamiento Virrey en Juárez y luego un taxi, en total invierte 104 pesos en ir y regresar, si tiene suerte una de sus familiares la lleva más cerca.

“Ellos me traen del camión ahí y luego pagó el taxi me cobra 40 y luego el camión 12 pesos”, dijo Mercedes.

Llegar al módulo ubicado en Serafín Peña y Pablo Livas es un reto, el siguiente es esperar por más de cuatro horas en ayunas sin probar alimento, porque en caso de descuidarse puede perder el lugar en la fila, este sacrificio es necesario porque no tiene otra opción es su único ingreso.

Doña Mercedes ya está cansada de solo recibir papeles con cambios de fechas sin que le den el dinero prometido.

Y este viernes la historia será la misma madrugar para acudir con la esperanza de recibir los mil pesos.