SANDRA GONZÁLEZ
16 de junio de 2017 / 12:22 p.m.

MONTERREY.- Rogelio Benavides Pintos, responsable del 'cobijagate', primer caso de presunta corrupción en el gobierno independiente, acudió a la Auditoría Superior del Estado sintiéndose inocente de cualquier irregularidad.

El ex subsecretario de Administración Estatal fue citado al mediodía de este viernes para aclarar algunos puntos que quedaron pendientes en la investigación que se abrió en 2015.

En el invierno de ese año, el Gobierno compró 200 mil cobertores a 29 millones de pesos, lo que representa un sobrecosto por cada unidad.

En la revisión de la cuenta pública de ese año, se determinó un daño al erario por 8 millones de pesos y se determinó una sanción de 274 mil pesos.

Sin embargo, Benavides Pintos aseguró que él no era responsable de determinar el precio y sólo se encargaba de verificar que la papelería de las compras estuviera en orden.

"Es algo que ya está más que investigado, vengo a ver qué pasa. Bastante bien aclarado, todo fue apegado a la ley, hubo auditoría, la Subprocuraduría, la Contraloría", dijo.

Respecto a los pagos anticipados y sobre costo, el ahora asesor tamaulipeco dijo que a él no le correspondían estas acciones más que verificar que la documentación estuviera en orden.

"Eso ya no es mi departamento, yo no me encargo de los pagos"

El ex funcionario acudio acompañado de su abogado Martín Martínez Guillén.


pjt