ORLANDO MALDONADO
15 de mayo de 2016 / 12:20 p.m.

Monterrey.- Autoridades del municipio de San Nicolás y Escobedo anunciaron la construcción de seis represas en las faldas del cerro del Topo Chico para evitar inundaciones en las colonias que se encuentran pegadas al paraje natural.

Mediante la firma de un convenio entre los alcaldes de San Nicolás, Víctor Fuentes y de Escobedo, Clara Luz Flores Carrales, se decretó el Plan Integral Pluvial, mismo que contempla la construcción de 17 represas a lo largo del cerro.

En una primera etapa, precisaron ambos ediles, se construirán seis represas, de las cuales tres correrán a cargo de San Nicolás y las otras tres por parte de Escobedo, mismas en las que contemplan invertir unos 18 millones de pesos, tomando como referencia que cada represa costaría hasta tres millones de pesos.

Destacaron que dentro del Plan contemplan la creación de un drenaje pluvial con un costo de mil 200 millones de pesos, mismos que gestionarían a lo largo de sus administraciones entre ambos municipios, dicha obra estaría a la altura de la avenida Raúl Salinas y terminaría 400 metros después del límite nicolaíta.

"Lo que nos han recomendado los técnicos, por lo pronto, es retener el agua y que no llegue abajo con esa fuerza y con esa proporción. Son muchas cañaditas, la idea es que el agua baje a esas cañadas e irla dosificando y gradualizando", dijo el alcalde Víctor Pérez.

"Son 17 (represas), (en una primera etapa) vamos a hacer seis, la intención es hacer más, ahora este es el Plan Integral de lo que quisiéramos, si hubiera el recurso haríamos las 17 de represas y haríamos al drenaje que va a un lado de las vías del tren, que contendría toda el agua que baja del cerro, que empieza en la avenida Raúl Salinas y concluye 400 metros del lado de San Nicolás", refirió al alcaldesa Clara Luz Flores.

La construcción de la primera etapa de represas, detallaron, iniciarán en un mes y medio y su construcción durará otros dos meses, por lo que para septiembre u octubre prevén acabar las obras.

Tanto Escobedo como San Nicolás comenzarán a partir de ya a licitar los trabajos de las represas.

Clara Luz Flores comentó que aún no lanzan las convocatorias porque la Universidad Autónoma de Nuevo León, que también participa en el proyecto, está realizando un estudio de medición sobre en dónde debe ir cada una de las represas para no tener margen de error.

No podemos lanzar la convocatoria todavía porque la Universidad está definiendo los últimos detalles de metros y centímetros de dónde pone exactamente la represa, entonces le falta una cuestión mínima, creemos que en un mes y medio empiecen a construir", concluyó Flores Carrales.