ERIK SOLHEIM ROCHA
26 de septiembre de 2016 / 06:07 p.m.

MONTERREY.- Los diputados locales arremetieron en contra del secretario de Salud de Nuevo León, Manuel de la O. Cavazos, y lo acusaron de encubrir las presuntas extorsiones de su personal hacia la industria restaurantera por la Ley Antitabaco.

Mientras Acción Nacional acusó al funcionario de estar implicado en el tema de los moches, los diputados del PRI insistieron en el llamado a los restauranteros para que denuncien penalmente la situación.

"Él es el implicado, cómo va a decir si las cosas están mal dentro de la Secretaría que él dirige", dijo Arturo Salinas.

El coordinador de la bancada del PRI, Marco González, invitó a los empresarios a realizar la denuncia a través de su persona, con la intención de evitar posibles represalias.

"Hay actos de corrupción, los restauranteros tienen miedo de denunciar porque si denuncian la fuerza del estado les va a caer con más razón y los van a amenazar más seriamente, yo he hablado con varios restauranteros y me dicen 'sabes qué, es que si denunciamos tememos que nos cierren el negocio por cuestiones de salubridad y que nos comiencen a hacer la vida de cuadritos'", comentó el priista.

Por su parte, el panista Arturo Salinas criticó las declaraciones del titular de la Secretaria de Salud, Manuel de la O. Cavazos, quien aseguró hicieron una revisión a sus inspectores y no encontraron anomalías.

"Es que las áreas de fumadores ya regresaron gracias a los moches que están pagando, esa es la parte que está siendo miope, las áreas de fumadores ya están en muchos restaurantes donde se permite fumar gracias a los moches que le pagan a la Secretaria de Salud".

"Pues qué más prueba quieren de que están fumando en varios restaurantes de San Pedro, yo he ido y están fumando, están fumando en casinos, entonces algo está pasando, o no están implementando bien la ley o la están implementando a su manera".

Cabe mencionar que los diputados alistan una denuncia ante la Subprocuraduría Anticorrupción que tiene como finalidad se investiguen los moches que presuntamente inspectores de la Secretaria de Salud cobran a los restauranteros para no sancionarlos por el consumo del cigarro.