FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL
15 de mayo de 2018 / 04:53 p.m.

MONTERREY.- Las pedreras no han cumplido con la obligación de presentar informes de monitoreo sobre la contaminación en las zonas aledañas a donde operan, y la Secretaría de Desarrollo Sustentable tampoco ha hecho nada para qué acaten esta normativa, aseguró Rocío Montalvo Adame, presidenta del Colectivo Únete Pueblo.

El organismo que preside solicitó a través de la Comisión de Transparencia la documentación en torno al proceso de retiro de las pedreras, ya en su respuesta la autoridad Estatal confirma que no existen los informes desde el 2016.

“Esa normativa dice que debe ser cada tres meses por un estudio perimetral o monitoreo, que diga cuánto contaminante hace la empresa”, dijo.

Esto implica violaciones tanto la antigua norma ambiental, como a la Ley Ambiental de Nuevo León, que señalan la obligatoriedad de entregar dichos informes de monitoreo cada tres meses, pero en 2017 lo amplían a cuatro meses.

“Fue una simulación, debido a que no hay seguimiento ni inspección, hicieron 420 revisiones de las que Únete Pueblo cuenta con actas, y sólo fueron en octubre 2016 y a la semana reabren”, señaló.

Esa norma estuvo vigente del 19 de octubre de 2016 a septiembre de 2017, pero al publicarse las reformas a la Ley Ambiental del Estado, se incluyeron nuevas obligaciones para las pedreras, que tampoco se han concretado, como la obligación de integrar un inventario de emisiones ante la secretaría a más tardar en abril pasado ni reparación del medio ambiente.



dat