26 de marzo de 2014 / 03:06 p.m.

Monterrey.- Las personas de la tercera edad que acuden a la Clínica 28 del Instituto Mexicano del Seguro Social se encuentran con una serie de obstáculos y dificultades para poder ingresar a este nosocomio, debido a que en la entrada de éste se encuentra obstruida por puesteros y módulos de información de venta de casas.

Los comerciantes están instalados a las afueras de la clínica obstruyen el paso y tapan algunas de las rampas que fueron habilitadas para ingresar a este hospital.

El otro problema con el que se encuentran son las casetas telefónicas que se encuentran instaladas en la entrada del nosocomio.

Denisse Mesta