RICARDO ALANÍS
12 de agosto de 2016 / 06:21 a.m.

MONTERREY.- El municipio de Monterrey le leyó la cartilla a los representantes del casino Caliente y a otros centros de apuestas en la ciudad que pretendan reabrir sin tener sus respectivos permisos, luego de que el alcalde Adrián de la Garza Santos, declarara que no dará autorizaciones bajo ninguna condición.

El munícipe señaló que personal de las dependencias involucradas estarán atentos para intervenir en caso de que se diera el caso de una reapertura sin autorización, esto a raíz del rumor de que representantes del casino Caliente se encuentran en etapa de contratación de personal para la sucursal de la avenida Revolución y Garza Sada.

"El municipio de Monterrey en el caso de los casinos no ha dado ninguna autorización, no ha cambiado ninguna condición, vamos a estar muy atentos a que se cumpla con los reglamentos establecidos para efecto de que el que no tenga permiso, no tenga autorización para funcionamiento, vamos a aplicar la ley.

"Quien tenga permiso para funcionar pues sigue trabajando como estaba trabajando actualmente", declaró.

Tanto el Caliente de la avenida Garza Sada y Revolución, como el de la avenida Gonzalitos, fueron clausurados por la administración municipal anterior de la ex alcaldesa Margarita Arellanes Cervantes.

Esta situación surge luego de que el municipio de San Nicolás presentara un recurso de revisión en contra de una sentencia dictada por la Segunda Sala Ordinaria del Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Nuevo León a favor del casino Caliente, el cual fue clausurado por el municipio a finales del año pasado.

Al respecto, el alcalde de San Nicolás, Víctor Fuentes Solís, señaló al acudir a una reunión en Palacio de Gobierno, que no permitirá que en su municipio se instale un sólo casino, y que los argumentos legales que presentaron tienen suficiente sustento para lograr una sentencia a favor del Ayuntamiento.