6 de marzo de 2014 / 01:43 a.m.

"El hecho de que no se vean grupos de la delincuencia organizada no implica que no existan por ahí", declaró el gobernador.

Monterrey.- La presencia y la capacidad de fuego del crimen organizado se ha reducido notablemente en la entidad, y eso se refleja en que ahora los operativos producen detenciones quizá menos espectaculares, pero igual de importante, por lo que la autoridad no bajará la guardia, advirtió el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, durante la reunión de seguridad con los mandos operativos.

Al reunirse con representantes de seguridad a nivel estatal y federal, tales como elementos de la Marina, Policía Federal, Procuraduría y otras instituciones que están involucradas con el combate al crimen organizado, el mandatario mencionó que se ha registrado una baja en la actividad de la delincuencia organizada.

Esto se percibe en que los delincuentes capturados en las últimas semanas sólo portan armas de fuego cortas, en los casos que han incautado armas largas, están muy deterioradas y en mal estad, y cero granadas les han encontrado.

No se puede decir que se haya logrado desaparecer por completo a los grupos delictivos –aclaró-, pero en las últimas reuniones con alcaldes de diversas regiones del estado, han corroborado que ya no se ven los convoys por la zona.

Sin embargo, señaló que seguirán trabajando de manera conjunta para garantizar la seguridad de los regiomontanos, pues no deben permitir que esto vuelva a crecer.

El mandatario comentó que los dos temas que tienen en la agenda de seguridad es la reunión que sostendrán autoridades de Nuevo León y Tamaulipas el próximo 13 de marzo para coordinar esfuerzos en la vigilancia de la frontera chica, y la organización del operativo conjunto para el periodo vacacional de Semana Santa.

FRANCISCO ZÚÑIGA ESQUIVEL