SANDRA GONZÁLEZ
16 de noviembre de 2017 / 05:12 p.m.

MONTERREY.- Durante el Clásico 113 a celebrarse el sábado 18 de noviembre, habrá cero tolerancia a quien provoque disturbios dentro o fuera del estadio, advirtieron las autoridades estatales, municipales y las directivas de los clubes de fútbol Monterrey y Tigres.

Después de una reunión que sostuvieron en el Palacio de Gobierno, el gobernador Jaime Rodríguez informó que además de los policías, habrá agentes del ministerio público que tomen conocimiento de inmediato si se captura a un infractor, para castigarlo conforme a la ley.

Aunque se eliminó la reestricción de llevar determinados colores, al territorio del estadio BBVA no entrará quien no tenga boleto o abono con su fotografía incluso al área de estacionamiento pues desde ahí se instalarán cercos y filtros de revisión.

El partido seguirá siendo de alto riesgo, porque así lo determina la Federación Mexicana de Fútbol por los antecedentes y la rivalidad que existe entre ambos equipos, aclaró la directiva rayada.


pjt