ORLANDO MALDONADO
26 de marzo de 2016 / 09:42 p.m.

Monterrey.- La falta de lluvia y las granizadas en los primeros meses de este año han propiciado una importante sequía para ganaderos y productores en diversas zonas rurales de la localidad, así lo dio a conocer la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) delegación Nuevo León.

A decir del delegado, Fermín Montes Cavazos, los meses de diciembre del 2015 y febrero del 2016 han sido los más secos en los últimos 54 años, lo cual ha propiciado que se pierdan 800 hectáreas de trigo y en un menor porcentaje en el cultivo de Chile y Cítricos.

Dicha situación ha causado que pidan un análisis e investigación a la Comisión Nacional del Agua (CNA) y al Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias y Forestales para emitir en los próximos días una declaratoria de sequía y que las autoridades federales y estatales apoyen con recursos económicos en zonas afectadas como General Terán y Montemorelos.

"Si nos hubiera llovido bien hubiera sido diferente la cosa, el año pasado nos llovió de más, ahora no nos llovió y ahí tenemos una afectación", dijo.

Hay un 35 por ciento de gente que siembra en los primeros meses del año, apuntó, pero ahora no lo han podido hacer dada la falta de humedad en la localidad, lo cual también implica que no puedan recibir recursos del programa "Proagro".

Respecto a la ganadería, el funcionario federal aseguró que ya hay empresarios que están batallando con sus pastos, por ello han destinado apoyo para la captación de agua y producción de forrajes para que el día en que se presente una sequía más severa no se tenga tanto problema.

"Los productores ya empiezan a platicar del tema pero no ha habido una solicitud formal de apoyo ni mucho menos, nosotros sabemos que ese tema (de la sequía) está presente y lo que hemos hecho es solicitar datos técnicos y le vamos a solicitar al Estado un acta para que podamos enviar a México una declaratoria de sequía", refirió.

Montes Cavazos dijo desconocer cuánto sería el monto que puedan captar con la declaratoria de sequía porque se necesita un informe previo de las zonas que están afectadas y eso aún no lo tienen.

"Es un poco impredecible, pero sí se pueden ir bajando recursos para ir tallando el tema".

"Ojalá y pronto nos llueva y nos quitemos de ese desgaste que tenemos en este momento", añadió.

Resaltó que en la zona centro-norte del estado es en donde se presentan los problemas serios de sequía poniendo como ejemplo a los municipios de Linares, Montemorelos, General Terán, Cadereyta, Agualeguas, Parás, Sabinas Hidalgo y Anáhuac.

Por último, el funcionario federal pidió a la comunidad en general tener cuidado con los incendios forestales, ya que este tipo de fenómenos también afecta en gran medida a la ganadería y la producción en el Campo.

Este tipo de problemáticas se dan luego de la polémica del proyecto hidráulico de Monterrey VI, mismo en el que las autoridades estatales todavía no definen el método de abastecimiento de agua de los próximos 30 años.

Por un lado, el gobernador, Jaime Rodríguez Calderón, ha mostrado su interés por que el agua del Río Pánuco sea usada por el estado, al ser la única fuente segura del vital líquido con la que se cuenta en estos momentos.

Por otra parte, ecologistas, ambientalistas y expertos en temas hidráulicos han mostrado su rechazo a traer agua del Pánuco porque está contaminada y provocaría afectaciones ambientales muy serias a las comunidades por donde pasaría el trasvase del líquido.