ORLANDO MALDONADO
11 de junio de 2016 / 08:45 p.m.

Monterrey.- Los presuntos casos de corrupción de los que han sido acusados el ex gobernador Rodrigo Medina y ex funcionarios, ahora afectan al PRI, así lo consideraron el dirigente del partido, César Cavazos y el diputado federal por ese instituto político, Héctor Gutiérrez de la Garza.

Entrevistados por separado, posterior a una reunión que sostuvieron en un restaurante de la localidad, César Cavazos Caballero se mostró mesurado al hablar sobre el tema, ya que dijo, primero esperaría a que un juez cite al ex gobernador, porque hasta el momento el tema sólo se ha manejado en medios.

"Vamos a esperar a que lo citen (al ex gobernador) porque dicen primero que lo van a citar y todavía no lo citan, ya que lo citen, les doy mi punto de vista.

"Si le hacen un requerimiento tiene que atenderlo como todo ciudadano", contestó el dirigente estatal del PRI.

Al ser cuestionado sobre si el tricolor respaldaba o apoyaba al ex gobernador Rodrigo Medina, ante las acusaciones de la administración de Jaime Rodríguez, Cavazos Caballero solo dijo, "Es priista".

Concluyó pidiendo a las autoridades correspondientes que los procesos se den con transparencia y apegados a derecho para tener la credibilidad de la ciudadanía.

Por su parte, Héctor Gutiérrez de la Garza coincidió con su dirigente al señalar que el proceso de denuncias y demás, se lleve en un marco de transparencia y pidió a los involucrados mostrar sus respectivas defensas en caso de que sus derechos se vean vulnerados.

Consideró que el anuncio de los presuntos casos de corrupción por parte del ex gobernador tuvieron un "tufo electoral", por pare de la administración de Jaime Rodríguez y agregó que así como se dio a conocer la noticia, también se informe con claridad el proceso a seguir en caso de que exista culpa alguna por parte de los involucrados en la supuesta afectación al erario.

"Nosotros no somos Ministerio Público para juzgar o no juzgar, es en base a las pruebas que existan, entonces en esa objetividad, el que haya cometido alguna irregularidad que sea sancionado, independientemente si es de la administración anterior o de esta administración, porque tenemos conocimiento también de algunos funcionarios que han salido de esta administración que al parecer lo único que vemos es que ya no existe esa circunstancia.

"¿Por qué pega al partido? Pues porque son funcionarios emanados al partido y eso es parte de lo que tenemos que realizar, están los estatutos del partido que seamos vigilantes de la actuación de los servidores públicos y esto es parte de lo que comentamos", explicó Gutiérrez.

El diputado federal concluyó exigiendo a la autoridad estatal que no se "manche" al partido político de las acciones realizadas por los ex funcionarios.

"Que no se lleven a las instituciones de por medio y que cada uno asuma la responsabilidad que le corresponde", puntualizó.