MARCELA PERALES
22 de septiembre de 2015 / 09:27 p.m.

Escobedo.- Las 40 familias que perdieron sus viviendas durante el incendio registrado en la bodega almacenadora de aceite en Escobedo, exigen justicia por los hechos y la localización del propietario del inmueble, Sergio Elizondo.

El pasado lunes, horas después de los hechos, el alcalde de Escobedo, César Cavazos, se reunió con las familias en la Torre Administrativa del municipio, donde se comprometió a informar los avances de la investigación, así como al inicio de las labores de limpieza.

Sin embargo, en dicho lugar se le preguntó por el ex alcalde de Escobedo, Sergio Elizondo, dueño de la bodega, y quien aparentemente posee una decena más de bodegas distribuidas en el municipio y que también renta a otros particulares.

"El señor Sergio es doctor, trabaja en el hospital San Vicente, todo Escobedo lo conoce porque él tiene cerca de 10, 15 bodegas en Escobedo. ¿Por qué no pone las bodegas al lado de su casa? Viene y nos friega a nosotros.

"Ya no queremos bodegas de nada, tiene bodegas de químicos, cartón, juguetes, bodegas que ponen en peligro a los vecinos", señaló Elba Villarreal, quien perdió su casa y la de su madre se vio afectada gravemente.

María de la Luz Ávila, otra madre de familia dijo que aunque agradece estar viva y sus hijos pudieron ponerse a salvo, se siente desesperada porque perdieron su casa y no tienen dónde vivir ni sus hijos cómo ir a la escuela.

"Llegas y ves a tus hijos y descansas, sientes, pero también ves tu casa quemada y es un patrimonio de unos 20 años [...] que nos ayuden, que se nos dé lo que es, que nos ayuden como debe ser, que nos repongan", manifestó.

incendio
Algunas familias tuvieron acceso a sus casas, pero sólo comprobaron la pérdida de sus pertenencias. | IRAM OVIEDO

La reunión inició poco después de las 09:00 y se extendió por un lapso de 20 minutos, una vez que el edil tenía agendado un recorrido por la zona de daños, en donde además se iba a analizar cuáles viviendas podían ser liberadas para el ingreso de sus familiares.

Acompañado de la alcaldesa electa, Clara Luz Flores, el alcalde se dirigió al perímetro que comprende las calles de Jiménez, Allende, Juárez e Hidalgo, siendo esta última la que registró la mayor afectación ante el derrame de aceite.

La limpieza se realizó en coordinación con Protección Civil del Estado, corporaciones municipales, Servicios Primarios, además de apoyo particular.

"Ya estamos trabajando en la limpieza, ya traemos brigadas de Servicios Públicos trabajando en conjunto con las empresas que están trabajando en la limpieza de las calles y con las brigadas de Servicios Públicos trabajando en las musas de las casas, en los medidores, trabajando todo lo que es necesario para restablecer.

"Los equipos de trabajo ya están con cada uno de los propietarios de las casas que sufrieron daños y es importante decir que son solamente cuatro las reportadas como pérdida total. Lo que queremos es que la gente sepa que ya estamos con las brigadas de servicio público para ayudarles a limpiar las áreas y empezar con temas de pinturas y otras situaciones", explicó Cavazos.

Para después del mediodía, algunas familias tuvieron acceso a sus casas, pero sólo comprobaron la pérdida de sus pertenencias.

A la zona también acudió el personal de Servicios Periciales para iniciar el peritaje correspondiente en las viviendas liberadas.

La Procuraduría estatal informó que hasta las 15:00 se tenía el reporte de 38 denuncias presentadas ante el Ministerio Público por las familias afectadas, acción a la que también procedió la administración municipal en contra de quien resulte responsable.