5 de febrero de 2014 / 01:34 a.m.

Monterrey.- El aficionado Tigre que fue agredido el sábado pasado al término del clásico 102, fue operado con éxito esta tarde en el Hospital de Zona 21 del Seguro Social.

Cruz Alvizo Domínguez tuvo que ser intervenido quirúrgicamente debido a los golpes que presenta en el rostro, sin embargo el cirujano plástico Miguel de la Parra declaró que el joven ya salió de peligro.

A Cruz le fueron colocadas dos placas de metal, una en la maxilar superior y otra en la nariz, aunque ya se encuentra estable, será hasta el jueves cuando abandone el hospital.

La cirugía estética tuvo una duración de dos horas y media, y ya entabló conversación con sus familiares. 

Con información de José Plata