ERIK SOLHEIM ROCHA
29 de mayo de 2016 / 03:40 p.m.

Monterrey.- A unas horas de disputar la final del fútbol mexicano entre Rayados y Pachuca, cientos de aficionados abarrotaron las carnicerías del área metropolitana para alistar la tradicional carne asada regiomontana.

Aquellos que no alcanzaron boleto para ir al estadio optaron por reunirse con su familia y amigos, y disfrutar de una buena convivencia.

Los aficionados del Monterrey dicen estar confiados en que el equipo remontará el marcador de 1 a 0 y será campeón del fútbol nacional.

Incluso algunos dijeron haber pedido permiso en su trabajo para ausentarse mañana para acudir a un posible festejo del campeonato.