22 de septiembre de 2014 / 02:07 p.m.

Monterrey.- Todas las noches, no importa la hora, los vecinos del Barrio Antiguo escuchan agua correr bajo las calles.

El sonido no es sutil: se escucha por las tuberías y coladeras un caudal importante de agua, como si acabara de llover, pero aun en los días soleados y calurosos se escucha claramente porque no es lluvia ni escurrimientos: es agua clara, cristalina y perfectamente limpia… que va y se tira en el río Santa Catarina.

"Día y noche podemos escuchar como corre el agua, las 24 horas del día", dice una vecina de la zona que pide se omita su nombre.

El agua que corre bajo el Barrio Antiguo no sólo es cristalina, limpia y potable, sino que ha corrido por ese lugar durante muchísimos años, son veneros y corrientes subterráneas que a lo largo de la historia de Monterrey han estado ahí.

Ahora las autoridades tratan de evitar que representen un riesgo para la construcción y posterior operación de la Línea 3 del Metro, que justo en ese punto es subterránea.

Mediante redes sociales, distintos vecinos se han quejado de que una gran cantidad de agua es desperdiciada en las excavaciones y trabajos en el Barrio Antiguo y se va a las coladeras.

Un comunicado que emitió la Secretaría de Obras Públicas el 6 de septiembre pasado, a propósito de las lluvias que azotaron la ciudad, hablaba de 137 bombas que se colocaron para extraer agua a 20 metros por debajo del nivel de la calle.

A través de un recorrido por la zona y pudo constatar que son miles de litros los que se extraen desde las entrañas de la ciudad y arrojados en el cauce del río Santa Catarina.

Las bombas que fueron instaladas para drenar el líquido saturan la vista a lo largo de la calle Padre Mier por casi tres cuadras.

Día y noche, los 7 días de la semana, las bombas extraen agua de los yacimientos subterráneos del río Santa Lucía para evitar que se inunden, se humedezcan o se derrumben los túneles.

En febrero pasado, el secretario de Obras Públicas, Luis Marroquín Salazar, señaló que en se extraían del subsuelo del Barrio Antiguo alrededor de 210 litros de agua por segundo mediante estas bombas.

Durante el fin de semana, vecinos del Barrio Antiguo publicaron un video en una cuenta de YouTube titulado 'Desperdicio de agua. Barrio Antiguo. Línea 3 del Metro', en el cual cuestionan el destino que las autoridades estatales dan al agua extraída, pues es agua limpia, dicen, "es agua pura, y es mejor que la de la presa", y reclaman que no sea aprovechada para otros fines.

En el video que fue publicado el 18 de septiembre pasado, los autores aparecen hablando con un trabajador del Metro, quien sin saber que es grabado les dice que es “agua 100 por ciento limpia", y les pregunta si quieren beber un vaso.

Un joven accede y el trabajador, portando chaleco y casco, los lleva hasta un registro de drenaje a donde las bombas arrojan el agua.

El joven bebe un poco con un vaso y dice a sus compañeros que es igual a la que bebe de la llave. 

"Esta sí es agua de manantial", interviene después el trabajador de la obra.

"Todos lo sabemos"

La construcción de la Línea 3 del Metro ha resultado incómoda particularmente para los vecinos del Barrio Antiguo como para los de los Condominios Constitución.

La molestia viene por motivos que van desde el polvo, el cierre de vialidades, la operación de maquinaría pesada, así como la imposibilidad de ingresar con facilidad a sus viviendas.

El tema del agua que termina en el río fue una razón más de molestia.

"Todos sabemos que están tirando el agua", afirma un vecino de la zona, "todos sabemos que va a dar allá en el río (Santa Catarina), enfrente del Seven que está por los Condominios Constitución".

El hombre rechazó ser identificado, pero no ocultó la molestia generalizada que provocan las obras entre aquellos que las padecen todos los días.

"A nosotros nadie nos preguntó si queríamos un Metro. No lo queremos, pero tampoco y mucho menos queremos saber que esta agua que siempre ha estado aquí, va a ser desperdiciada y que la están tirando. ¿Por qué no la usan para tomar? ¿Por qué no la usan para lavar o para regar sembradíos?".

Los trabajadores y vigilantes de la obra, por su parte, niegan que se desperdicie el agua.

Uno de los vigilantes dijo que es llevada hasta el río San Juan, "y va a dar hasta la presa El Cuchillo".

"Además, va a seguir saliendo agua de aquí hasta que se acabe el mundo. Ahí siempre ha habido agua, y va seguir así".

FOTO: Carlos Rangel 

DANIELA GARCÍA / MILENIO DIGITAL