FOTO Y TEXTO: GUADALUPE SÁNCHEZ
15 de diciembre de 2014 / 12:51 a.m.

MONTERREY.- Como si se trata de un sector marginado de la ciudad, calles del centro de Monterrey lucen como basurero cada fin de semana.

El problema de la contaminación no sólo está en la calidad del aire, también en el paso de los peatones que arrojan desperdicios y todo tipo de basura inorgánica sin preocuparse.

Muy cerca de la Central de Autobuses en el cruce de Colón y Cuauhtémoc, el panorama de quienes llegan de visita a Monterrey es el siguiente:

¿Será la falta de contenedores o la falta de cultura del ciudadano?

"Pues no sé, es que toda la gente tira la basura nada más así, necesitarían poner más botes donde la puedan poner", dijo Claudia, una vendedora de tortas en la Alameda Mariano Escobedo.

Otro comerciante que se identificó como Alejandro Francisco, dijo que no es culpa de ellos, sino de los que compran algún alimento y tiran a la calle la basura.

"Lo que pasa es que el paseante es el que tira la basura y de eso que tenga conocimiento el municipio.

"Compran elotes, compran lonche o algo y hay botes donde deben depositarlo, pero no lo hacen por son gente inconsciente", aseguró.

En la Alameda, donde se han hecho inversiones millonarias para renovarla y preservar su valor histórico; las áreas verdes también son maltratadas con la basura.

En este pulmón de la mancha urbana, las jardineras son adornadas con bolsas de plástico y vasos de unicel, botellas y platos, donde seguramente disfrutaron algún alimento.