ORLANDO MALDONADO RODRÍGUEZ
25 de abril de 2016 / 08:38 p.m.

Monterrey.- Bajo el argumento de que en el Código Penal de Nuevo León ya existe desde hace tres años, el protocolo para procesar los feminicidios, el Instituto Estatal de las Mujeres (IEM) consideró alarmante que la Procuraduría sólo tenga registrado un caso establecido de esa manera.

María Elena Chapa Hernández, titular del organismo, sostuvo que se debe capacitar al personal del Ministerio Público para que a la hora de llevar las pruebas a los jueces se imparta justicia de manera contundente ante lo que marca un delito como el feminicidio.

"En el Código Penal está debidamente tipificada esa conducta y cuáles son las características que debe tener para ser calificado como feminicidio, hay una obligación y protocolo para la Procuraduría de Justicia en la cual se ha capacitado a 360 agentes del Ministerio Público, personal pericial y ministerial.

"Se les ha capacitado para que investiguen todo crimen en contra de una mujer como feminicidio para que puedan tener elementos los juzgadores al llegar a la impartición de justicia y tomar los casos como tales, esto no se venía estado haciendo, eso es un hecho; por eso hay muy pocos casos juzgados como feminicidios", dijo.

"Sólo uno ha sido juzgado como feminicidio a más de tres años de haberse hecho la reforma", explicó.

Ante tal situación, la funcionaria estatal dio a conocer que así como existe una alerta para desaparición de niños y de personas adultas, también existe una alerta especial para cuando una mujer es desaparecida de manera violenta.

En este sentido, afirmó que hay resoluciones mundiales por lo que no se ha hecho en Nuevo León en materia de feminicidios.

Detallo que una de las resoluciones es que a Nuevo León le falta implementar más y de mejor manera el protocolo de feminicidios, así como el protocolo Amber y el protocolo Alba para desaparecidos.

Agregó que también existe a nivel mundial una alerta y protocolo para la violencia política contra la mujer.

"Esto apenas va a entrar en el informe mundial y es la implementación del protocolo de la violencia política contra las mujeres, ¿Cuál es nuestra obligación? Echar a andar todos los protocolos ¡si hay desaparecidos, ahí está el protocolo Alba! ¡Si hay niños, ahí está el protocolo Amber! ¡Si hay feminicidios hay un protocolo qué respetar! Y ¡Si hay violencia política contra las mujeres, también hay que hacerlo", concluyó.