RICARDO ALANÍS/MILENIO DIGITAL
2 de octubre de 2015 / 08:26 p.m.

Monterrey.- Los alcaldes electos de Monterrey, Adrián de la Garza, y de Guadalupe, Francisco Cienfuegos, mostraron posturas diferentes en relación a la situación del impuesto de tenencia vehicular.

El primero sugiere que no sea eliminada esta contribución y el segundo declaró que si fue promesa de campaña del gobernador electo, Jaime Rodríguez Calderón, de desaparecerla, debe de cumplir.

Cienfuegos expresó que eso se deberá decidir en el proyecto de paquete fiscal que envíe al Congreso del Estado, el próximo gobierno de Jaime Rodríguez Calderón que entrará en funciones este domingo.

Dijo que el municipio de Guadalupe dejaría de percibir entre 60 y 80 millones de pesos por este concepto, pero que buscarán ajustarse con ahorros y eficiencia para suplir esos dineros en caso de proceder la eliminación.

Admitió que se trata de un perjuicio que enfrentarán si se decide la eliminación de esta contribución.

"Realmente lo que nosotros tenemos que esperar es el paquete fiscal que envíe el Gobierno del Estado, tiene que tener una estrategia integral en la que pueda beneficiar a los ciudadanos, que cumpla las promesas que se hayan hecho durante campaña y que no afecte las finanzas de ningún municipio, ni del mismo Gobierno del Estado.

"Es un tema estatal, es un compromiso de campaña y se tiene que cumplir, esa es mi postura, ¿quién lo tiene que decidir?, el paquete fiscal que envíe el Gobierno del Estado que entra en funciones mañana por la noche y lo tiene que enviar al Congreso del Estado", explicó.

Por su parte, Adrián de la Garza dijo que en su opinión debe de continuar este impuesto, ya que aplica a contribuyentes que tienen más posibilidades económicas.

Señaló que en caso de que fuera eliminado, Monterrey dejaría de percibir alrededor de 100 millones de pesos.

"Le llega a los municipios y obviamente al Gobierno del Estado, creo yo que en el caso específico de la tenencia es un impuesto que está muy dirigido y particularmente a los carros de más reciente modelo, es decir, a quienes tienen mayores posibilidades económicas, no tanto a la población en general, yo creo que hay que hacer un análisis profundo realmente de la necesidad o no de retirar la tenencia.

"Yo creo con los pocos datos que tengo en consideración que es un impuesto que no debería de retirarse, puesto que está muy encaminado a quienes tienen recursos, aproximadamente el 17 por ciento del parque vehicular es el que paga este impuesto de tenencia y está encaminado a los vehículos de más reciente modelo y de más valor", explicó.

Comentó que su administración no aplicará operativos recaudatorios o cacería de morosos, pero que sí buscarán que los automovilistas que no han cumplido con este impuesto, lo hagan.