3 de junio de 2014 / 05:00 p.m.

Monterrey.- Ante el incremento de accidentes registrados en el área metropolitana de Monterrey, especialmente por conductores que manejan en estado de ebriedad, los alcaldes de Guadalupe y Apodaca; César Garza Villarreal y Raymundo Flores Elizondo, respectivamente; planean implementar acciones más severas  entre ellas el regreso de los operativos antialcohol y subir las multas.

"Definitivamente sí, un ebrio privó de la vida a dos oficiales de Fuerza Civil esta semana y hace unas semanas veíamos el caso de una niña en Pablo Livas, estamos considerando seriamente replantearnos esa estrategia y si es necesario volver a los operativos antialcohol. El objetivo es claro, si no logramos hacer conciencia entre los conductores de que no pueden manejar bajo el estado del alcohol, entonces tendremos que aplicar mayor rigor y mayor energía la ley y volveremos a los filtros", expresó César Garza.

Garza Villarreal refirió que las multas van de acuerdo al nivel socioeconómico, donde la  más alta es de alrededor de  4 mil 600 pesos.

Por su parte, el edil de Apodaca, Raymundo Flores, señaló que actualmente tiene instalados unos radares para detectar las velocidades de los automovilistas, además de anuncios en avenidas para concientizar a la población de que la velocidad mata, pero el cabildo están planeando elevar las multas e incluso retirar licencia en el segundo caso de reincidencia.

Dijo que por lo pronto se encuentra en consulta pública el tema del "texteo" para aplicar sanciones severas, pues ocupan el tercer lugar de accidentes.

"Tenemos que ser estrictos y rígidos en el tema para evitar que este tipo de  accidentes siga registrándose, es tan irresponsable el que toma alcohol, se sube y toma el volante, como el que se distrae texteando o hablando por el aparato provocando accidentes", dijo.

"Las vamos a subir (las multas a quienes manejen en estado de ebriedad) porque si bien no tenemos un alto índice  de accidentes por ese motivo queremos evitar que vaya a crecer, la ventaja de Apodaca es  que no tenemos lugares donde los jóvenes  se vayan a alcoholizar, hay tiendas donde venden, las que todos conocemos, pero sí de repente Estamos en un área metropolitana, se vienen y no queremos ocasionar problemas… y las multas altas son desestimulantes de esas acciones, nosotros vamos a ser estrictos y quisieramos llegar a que en la segunda reincidencia recogerle la licencia de manejo", comentó.

FOTO: Marilú Oviedo 

MARILÚ OVIEDO