13 de mayo de 2014 / 01:55 a.m.

Monterrey.- La ama de casa que se convirtió, junto con uno de sus hijos, en una víctima inocente más del crimen organizado, alcanzó a relatar los últimos momentos del Día de las Madres que paso al lado del joven que quedó sin vida frente al bar que atacaron tres presuntos pistoleros en San Nicolás.

De acuerdo al personal médico que le brindó los primeros auxilios después de levantarla del lugar donde fue acribillada, Verónica Navarro comentó que había acudido con su hijo a una sucursal de una empresa mueblera.

Trascendió que la occisa explicó que iban pasando por el bar denominado "Martiber", el cual está ubicado en el cruce de las calles Bernardo Reyes y Rayón, en el centro de San Nicolás, y se dirigían a la casa de su mamá para felicitarla y festejarla por el Día de las Madres cuando fueron sorprendidos por los disparos.

La víctima inocente hizo esos comentarios antes de llegar a los últimos minutos de su existencia en la Clínica 6 del Instituto Mexicano del Seguro Social, donde reportaron su deceso a las 01:00 horas del pasado domingo.

Mientras ella luchaba por sobrevivir, su esposo esperaba en la sala de urgencias de ese nosocomio, todavía sin saber que su hijo Eduardo Villanueva Navarro había quedado sin vida en el lugar del ataque.

El esposo y padre de familia se enteró casi al mismo tiempo del deceso de sus seres queridos.

Redacción