ORLANDO MALDONADO
3 de agosto de 2016 / 04:20 p.m.

MONTERREY.- Con el argumento de que el Nuevo Sistema de Justicia Penal será retroactivo y que pronto entrará en vigor, alcaldes metropolitanos alertaron por la futura liberación de unos 2 mil reos en la localidad, cuyo proceso de detención presentó algunas fallas.

Tras concluir la reunión de seguridad de alcaldes con el Gobierno del Estado, Víctor Fuentes Solís, edil de San Nicolás, informó que será para los meses de enero y febrero próximo cuando los actuales delincuentes salgan a las calles.

"Otra cosa que vimos y que es muy importante que la tengan en cuenta es el tema de las liberaciones que se van a realizar en el siguiente año cuando concluya la etapa en la que va a entrar en vigor el nuevo protocolo del Sistema Penal Acusatorio, los actuales criminales van a tener una serie importante de beneficios al tener retroactividad muchas de las cosas del Nuevo Sistema de Justicia Penal.

"Se estima, salvo que se conforme por el Tribunal Superior de Justicia, que serán aproximadamente 2 mil rateros que saldrán en enero o febrero a las calles, que actualmente están presos, entonces son alarma, es importante que estemos todos coordinados para determinar por municipio cuáles son estos delincuentes que están recuperando su libertad a través del Nuevo Sistema de Justicia Penal", comentó el nicolaíta.

Una de las estrategias a emprender, adelantó, será implementar un perímetro de vigilancia cercano a donde vivan los futuros liberados y con ello salvaguardar la integridad y patrimonio de la sociedad.

Aumentar la frecuencia de los rondines de seguridad en las calles de la zona metropolitana será otra de las acciones a emprender para evitar cualquier tipo de incidencia delictiva.

"Hay que recordar que en Derecho Penal, cuándo hay reformas, si éstas benefician a los delincuentes, son retroactivas, no lo comparto, es así y tenemos que actuar en consecuencia", refirió.

Agregó que harán una petición a diputados federales, y locales si llegan a tener injerencia, respecto a evitar la liberación masiva de reos ya que eso perjudicaría de manera contundente a los ayuntamientos por el déficit de policías que presenta la zona metropolitana.

Por su parte, Mauricio Fernández Garza, alcalde de San Pedro, adelantó que buscarán reunirse los municipios el Estado y el Poder Judicial, para ver la forma en que se manejará la liberación de los presos.