MARILÚ OVIEDO
27 de mayo de 2015 / 09:48 a.m.

Monterrey.- Aunque la medicina tradicional sigue prevaleciendo, cada vez son más las personas que confían en los métodos alternativos.

Sonia (nombre ficticio) tiene más de 27 años vendiendo productos naturales y asegura que las personas los siguen consumiendo.

"Vendo más para la diabetes, para los problemas respiratorios, para riñó son los que más se venden (...) Algunas personas prefieren medicina alternativa para solucionar algunos padecimientos de riñón o corazón.

"Dentro de los tradicionales remedios de hierbas se utilizan la árnica o también el llamado palo azul, cuando les dicen (a los pacientes) que las van a operar porque tienen piedras en el riñón, ellos al final de cuentas buscan la medicina alternativa, en este caso las plantas, y empiezan a buscar otro método para no llegar a la cirugía", aseguró la vendedora.

Dentro de este comercio, hay algunos productos que se venden más. Ahí están, por ejemplo, los llamados productos "milagrosos" para bajar de peso.

"Los de control de peso son los más vendidos, la gente los busca por la estética, nosotros los recomendamos para la salud, pero el resultado es el mismo, quedan bellas. También recomendamos muchos los productos para enfermedades como artritis, como artrosis, desgaste articular y diabéticos, que es muy común que vengan ese tipo de personas hipertensos", mencionó Mireya Cota.

medicina alternativa
Medicina alternativa|Especial

Para el tema de la automedicación también hay un sinnúmero de productos, pero es responsabilidad de cada persona el usarlos.

Sandra Gracia es doctora en Farmacia de la Facultad de Ciencias Químicas de la UANL y como especialista en el tema, advierte que es importante tener precaución al momento de consumir algún producto "natural".

"Hay que estar consciente de que el hecho de que sea un producto natural no quiere decir que sea inocuo (inofensivo), esos remedios herbolarios tienen su indicación y cuando se usan de manera adecuada pueden ser efectivos, sin embargo es importante que reconozcamos que el hecho de que sea natural puede dar lugar a efectos colaterales o interacciones con medicamentos o con la propia enfermedad", manifestó.

En la farmacia universitaria se brinda atención de manera gratuita, para evitar complicaciones en la salud, pues también se hacen preparaciones magistrales para pacientes al medir dosis o fraccionados.

Cabe mencionar que en el estado operan tres mil 552 establecimientos de insumos para la salud entre farmacias, boticas, droguerías, farmacias homeopática, entre otras, las cuales son revisadas anualmente por personal de la Subsecretaría de Regulación y Fomento Sanitario de la Secretaría de Salud.

No obstante, la automedicación va más allá de una regulación oficial. Es responsabilidad de cada persona y, como ya se evidenció, puede ser hasta mortal.