2 de junio de 2014 / 01:18 a.m.

Monterrey.- En el sector La Alianza del Municipio de Monterrey, un grupo de niños de primaria entona el Himno Nacional con un "toque" especial y poco común.

Cantar en náhuatl uno de los tres símbolos patrios, es recordar con orgullo la herencia que dejaron nuestros ancestros. Miguel lo sabe. Así se lo enseñó su familia.

"Es una lengua madre y son de las primeras lenguas que se hicieron y si esa lengua se pierde se irá perdiendo, es como si se estuviera perdiendo la cultura de Monterrey, de Nuevo León, de México".

Debanni es otra de las elegidas en el coro de la escuela primaria Carmen Amaro; dejó su uniforme para portar una vestimenta indígena.

"Me siento muy alegre porque en muchas escuelas no lo cantan y en la que yo estoy si, y es un idioma que en muchas de las ocasiones no lo escuchas".

La estrategia para poder ensayar el himno en náhuatl fue empezar a ensayar a partir de un poquito de orden, la disciplina, y sobre todo se les dio unas hojitas donde los alumnos empezamos a practicar la pronunciación de las palabras que es en un momento dado lo más difícil

A sus 13 años y solo por el gusto de participar y aprender el náhuatl, Dulce aprendió cada estrofa del Himno Nacional, fue una tarea muy difícil.

Es una experiencia muy bonita y ya puede que los otros salones también hablen así

Son muy valientes porque algunos les dicen cosas así por ser de otra etnia.

La Secretaría de Educación en Nuevo León lleva a cabo el ejercicio en 86 planteles educativos, algunos con lenguas distintas al náhuatl como el ñañú, tenek, mixteco y zapoteco.

De acuerdo a la comunidad, por ejemplo están repartidos en esas 86 escuelas, de acuerdo a esa población que haya y a qué población pertenece tratamos de mandar a los mismos maestros que provienen de las mismas comunidades donde hayan llegado los niños

El padrón de alumnos indígenas en el Estado es de 2 mil 600 dispersos en el zonas rurales y en sectores del área metropolitana.

 

FOTO: Especial

JOSÉ PLATA