EDUARDO MENDIETA
9 de mayo de 2016 / 07:19 a.m.

Monterrey.- De no escuchar el emplazamiento para que dictaminen a más tardar el 22 de mayo las cuentas públicas del Gobierno Estatal y el municipio de Monterrey, los diputados del PAN en el Congreso local fijaron un ultimátum a los priistas: Arrebatarles las comisiones de Hacienda y Primera de Hacienda Municipal.

En entrevista, Arturo Salinas, coordinador de los legisladores albiazules, dijo que la mayoría de las comisiones donde se analizan las cuentas públicas del Estado, organismos, entes y municipios, son integradas por sus homólogos del PRI.

"Nosotros ya dimos un emplazamiento a través de la presidencia de 15 días que vence el 22 ó 23 de este mes, pero ustedes como saben, la mayoría de las presidencias de las comisiones están en manos del PRI, y por eso hemos hecho un llamado a los ciudadanos a que presionen a los diputados del PRI y que no sean tapadera de nadie y dictaminen a la brevedad.

"Yo confío en que lo hagan, y si no buscaremos la manera de quitarle la dictaminación de cuenta pública y esas comisiones si no cumplen con su deber los presidentes, habría que buscar que otra comisión que si quiere hacerse responsable lo haga, así lo establece el reglamento", indicó Salinas.

Dijo que aunque algunas fracciones de diputados buscan sembrar el desánimo en relación a que las cuentas prescriban, (ya que los delitos están más vivos) la postura del PAN es que van con rechazo.

"Las cuentas públicas que están pendientes del 2006 al 2010 que faltan las de Gobierno central y Natividad González Parás, nuestra postura, en Acción Nacional, están para rechazo, agregamos cuatro cuentas más que son las de Rodrigo Medina y del municipio de Monterrey que también las tenemos para rechazo.

"Esos son la postura y análisis técnico de los diputados de Acción Nacional y queremos seguir avanzando con las otras cuentas por qué adelantamos las de Gobierno del Estado de Rodrigo Medina y las de Monterrey, porque los ciudadanos nos lo han pedido y salimos a la calle y piden eso", comentó el diputado local albiazul.

Salinas afirmó que buscan terminar con el rezago de las cuentas públicas que les heredaron, por lo que es importante señalar que no están prescritas.

"Hay bancadas que han estado queriendo sembrar un desánimo o descontrol diciendo que queremos que prescriban, no prescriben, no están prescritos, los delitos están vivos, en los casos que haya delitos, hay casos en los que no hay delitos, no todas con rechazo de cuenta pública conlleva un delito, quizás una sanción administrativa o devolución del dinero, etcétera.

"Pero no hay prescripciones y menos en las cuentas del municipio de Monterrey y del Gobierno de Nuevo León", comentó.