REDACCIÓN
30 de mayo de 2017 / 11:00 p.m.

MONTERREY.- A un año y tres meses de haber iniciado su lucha legal para regresar a Nuevo León, el ex director de Administración Penitenciaria, Fernando Domínguez Jaramillo ganó, en definitiva, un amparo para que un juez de control del Estado resuelva su traslado del Cepreso de Tepic, Nayarit, donde actualmente se encuentra, a cualquier reclusorio de la localidad.

Fue el segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal el que confirmó el amparo que el año pasado le otorgó el juez quinto de distrito.

Aunque, el abogado de Domínguez Jaramillo, Mario Franco Villa había promovido el juicio de garantías también para la ex directora del penal del Topo Chico, Gregoria Salazar Robles, finalmente la resolución no la favoreció.

Esto, porque la ex funcionaria del penal cambió su defensa y le recomendaron desistir del amparo contra el traslado, por lo que ella deberá permanecer en el reclusorio de Cuernavaca, Morelos.

Trascendió que la resolución definitiva llegó este lunes al juez segundo de distrito, quien en las próximas horas notificará a un juez local para que den trámite a la resolución federal.

Fernando Domínguez Jaramillo fue trasladado al reclusorio de Nayarit a mediados de febrero del año pasado, después de que quedó vinculado a procedimiento judicial por el homicidio calificado de los 49 reos que murieron durante el motín registrado la noche del 10 y madrugada del 11 de ese mismo mes.

Por ese delito también está procesada Gregoria Salazar y el ex subdirector del penal, Arturo Bernal González, quien no promovió ningún amparo contra su traslado y se quedará en el de Tepic, Nayarit.

Cabe mencionar que además de dichos ex funcionarios, 36 reclusos del penal del Topo Chico están vinculados a procedimiento judicial por haber sido considerados autores materiales de los homicidios de los 49 que perecieron durante la masacre.


dat