amanda L márquez
19 de marzo de 2015 / 02:38 p.m.

Monterrey.- En vísperas de la celebración del Día Mundial del Agua, el tema es motivo de debates y manifestaciones en Nuevo León; los temas del fracking, Monterrey VI y la Ley General de Aguas son cuestionados por ecologistas, activistas y organizaciones civiles.

La maestra y activista Rebeca Ramírez, de 77 años y habitante del municipio de Anáhuac, dice que el municipio presenta diversos problemas en los lugares donde se practica el fracking  desde hace tiempo.

“Tengo 60 años de estar siguiendo paso a paso lo que ha estado sucediendo” explica, “Anáhuac es una región agrícola y los campesinos dicen ‘cuando quieres meter nuevas razas de marranos, tienes que desocupar el chiquero, pero no necesitas sacar los marranos corrientes, quítales el agua y se salen solos’ eso es lo que está pasando en Anáhuac”, refiriéndose al proyecto de fracking con el  a que muchos habitantes les han quitado el vital líquido.

La maestra relata que trabajaba en una  escuela primaria en la región cuando tenía 17 años, fue ahí cuando se enteró de los trabajos que estaban haciendo, “durante años se ha estado quitando agua a los campesinos”.

De acuerdo a su versión, los trabajos en la Cuenca de Burgos comenzaron en 1953 y se prolongaron alrededor de cuatro años.

Según la experta en ese año comenzaron las exploraciones y a brechar, lo supo de voz de uno de los ingenieros que trabajaban ahí.

“'Maestra usted es muy joven y va a ver lo que va a pasar en este lugar, Anáhuac está sentenciado a muerte'” fue lo que el ingeniero le comentó.

Según la explicación del trabajador, de ese lugar no se pretendía extraer petróleo, sino gas. Sin embargo tenían que pasar varios años para que sucediera, porque en ese entonces no había la infraestructura suficiente.

“Este gas es muy tóxico y no se va explotar pronto, va a pasar muchos años, tiene que haber un equipo especializado para fracturar la roca, pero al fracturar la roca se van a acabar el agua que están usando los campesinos para riego” recuerda que le dijeron.

En aquel tiempo la presa de la Cuenca de Burgos era muy grande y el lugar tenía suficiente agua.

Agua

Con el paso del tiempo, las palabras de aquel Ingeniero se hicieron realidad, pero antes se implementó el Distrito de Riego número 4, el más grande de toda la República, para uso en el cultivo, que sería pagado por los propios campesinos durante 20 años.

A pesar de eso, no pudieron cultivar porque hubo dos temporada de sequías, el proyecto fracasó.

Bajo estas condiciones climatológicas, los habitantes no pagaron su correspondiente en la tierra y al cumplir el tiempo estipulado no había un reglamento vigente para saber qué hacer, por lo que se hizo una asamblea irregular, a la que asistieron cerca de 110 colonos de los mil 600 que tendrían que haberse convocado, y las tierras les fueron despojadas.

Actualmente son muy pocos los ranchos que quedan, muchos campesinos abandonaron sus tierras a falta del agua.

“La cuenca de burgos jamás se mencionó, tengo un montón de documentos de la UNAM y ecologistas donde sabemos que la Cuenca más grande la República es esa” por esa razón, querían que la gente se fuera de sus tierras, “quieren que la gente se salga para no tener que indemnizarla” finaliza. 

Piden analizar ley general de agua

Nathalie Seguin, integrante del organismo Red de Acción por el Agua, la Ley General de Agua, analizada en el pleno por la Comisión del Agua, atenta contra el derecho humano.

La aprobación de la iniciativa fue “completamente violatoria a su reglamento interno” dado que fue analizada y aprobada en menos de 24 horas, señala la activista.

“Se ha logrado poner pausa” dice, pero los diputados ofrecen modificarla cuando las organizaciones civiles piden su anulación.

De acuerdo a la activista, la Ley violenta y vulnera los derechos humanos porque el artículo 49 refiere que el derecho al agua es condicionado a residir en asentamientos legales, además de omitir el derecho humano al saneamiento, es decir, todo un sistema de tratado y uso del agua.

México tiene pactos en los que se compromete a evitar los gases efecto invernadero y a ser sostenible, cuando el modelo que proponen es insostenible y se producirían los gases al aprobarse por completo, indica.

“El dictamen de Ley ha omitido por completo y refleja una total ignorancia sobre el derecho al saneamiento, el cual ha sido ratificado por nuestro país”.

En la Ley, además no está contemplado una definición de contaminación, solamente menciona los contaminantes, “los cuales sabemos que cambian constantemente”.

"Estamos aquí para exigir que se rechace y que se solicite el estudio, la discusión, el análisis de todas las propuestas que en esta iniciativa ciudadana se ha hecho y de lo que ha estado surgiendo a partir de este intento de imposición”.

“Se está proyectando un modelo de gestión que mueve grandes volúmenes de agua de una cuenca a la otra creando enormes impactos sociales, ambientales, pero también económicos”.

“El uso de agua industrial infiere que es el agua que se puede usar en el uso de cualquier sustancia en el suelo bajo cualquier procedimiento técnico, que no nos quieran hacer creer que ahí adentro no entra el fracking”, sentenció Nathalie Seguin.