29 de septiembre de 2014 / 03:29 p.m.

Monterrey.-  En el Congreso del Estado se realizó una mesa de trabajo para analizar la propuesta que realizó el pasado miércoles el gobernador, Rodrigo Medina, la cual pretende eliminar la libertad condicional a los conductores ebrios que atopellen y priven de la vida a una persona.

A esta reunión acudieron representantes de asociaciones civiles, diputados locales y el procurador de Justicia, Adrián de la Garza, en representación del gobernador.

"Sabemos que ésta no es la solución, pero el mensaje es claro para quien cometa este delito", mencionó el Procurador.

Ricardo Cantú Jauckens, presidente de la Asociación a No Conducir Ebrio (NACE), dijo que de ser aprobada sería nula la modificación que pretenden realizar al Código Penal, porque se vuelven a aplicar las prácticas del sistema inquisitivo.

"Qué ganamos con que se hagan leyes que no se van a aplicar (…) propongo que se apliquen sanciones a los municipios que no cumplan las leyes porque actualmente no cumplen con la prisión de ocho horas a los conductores ebrios, ni tampoco los multan", mencionó Cantú Jauckens.

A esta reunión también asistieron Patricia Salazar Marroquin, subsecretaria de Prevención del Delito; Jesus Demetrio Cadena Montoya, director del Instituto de la Judicatura; Alfonso Verde Cuenca, presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública; Martin Sánchez Bocanegra, Presidente de la Asociación Renace; Gabriel Iván de la Garza, director general de Atención Ciudadana y Justicia Penal Alternativa de la Procuraduría; Antonio Perales Elizondo, director Jurídico del Tribunal Superior de Justicia.

FOTO: SANDRA GONZÁLEZ

CON INFORMACIÓN DE SANDRA GONZÁLEZ